Cirugía plástica

5 preguntas frecuentes sobre elevación de pecho

5/5 - (2 votos)

La elevación de pecho o mastopexia es un procedimiento quirúrgico diseñado para levantar y remodelar los senos caídos o flácidos, devolviéndoles una apariencia más juvenil y firme. El pecho puede perder firmeza debido a factores como el envejecimiento, la pérdida de peso, el embarazo, la lactancia y la genética. La pérdida de elasticidad de la piel y la gravedad contribuyen a ello. Aquí te respondemos a algunas preguntas frecuentes sobre esta intervención.

1. ¿La elevación de pecho se debe hacer con implantes?

No, la elevación de pecho o mastopexia no siempre se realiza con implantes mamarios. Pueden optar por combinar la mastopexia con la colocación de implantes si también deseas aumentar el tamaño de tus senos, pero no siempre se requiere o desea agregar volumen adicional mediante implantes

Si tu principal preocupación es la flacidez o la caída de los senos, sin necesidad de un aumento significativo en el tamaño, la mastopexia sola puede ser la opción adecuada. Esta cirugía se centra en levantar y remodelar el tejido mamario existente. Si además de corregir la flacidez, deseas aumentar el tamaño de tus senos, se puede realizar una elevación de pecho junto con la colocación de implantes mamarios. Esto proporciona un resultado combinado de senos más firmes y con más volumen.

Es muy importante tener una consulta detallada con un cirujano experimentado para valorar las opciones disponibles y determinar el plan de tratamiento más adecuado para tu caso individual.

2. ¿Cuál es el perfil de la paciente de elevación de senos?

El perfil de la paciente que busca una elevación de senos (mastopexia) puede variar, pero generalmente incluye a mujeres que experimentan ciertos cambios en la forma y posición de sus senos por diversos motivos, como pueden ser embarazos previos, lactancia, pérdida de peso, etc. Si está en alguno de estos casos, podrías ser candidata:

  • Senos caídos o flácidos: si experimentas flacidez mamaria, ya sea debido al envejecimiento, pérdida de peso, embarazo o lactancia, puedes considerar la mastopexia para restaurar la forma y la firmeza de tus senos.
  • Pérdida de elasticidad en la piel: la falta de elasticidad en la piel, que puede ocurrir con el envejecimiento o después de la lactancia, a menudo contribuye a la caída de los senos. La mastopexia aborda este problema mediante la eliminación del exceso de piel y la remodelación del tejido mamario.
  • Pezones en una posición más baja: si tus pezones están situados en una posición más baja de lo deseado o caen por debajo del pliegue mamario, la mastopexia puede reposicionarlos a una altura más adecuada.
  • Estabilidad de peso: las pacientes ideales para la elevación de senos suelen tener un peso estable. Cambios significativos en el peso pueden afectar los resultados a largo plazo, por lo que te recomendamos realizar el procedimiento cuando estés cerca de su peso ideal.

Es fundamental que valores con un cirujano plástico tus objetivos y anatomía para recibir orientación sobre la mejor opción de tratamiento para tus necesidades individuales.

3. ¿Queda cicatriz tras la elevación de pecho?

Dado que la elevación de pecho implica la eliminación de piel y la remodelación del tejido mamario, sí queda cicatriz después de la intervención, aunque esta será apenas perceptible al ojo humano tras el proceso de recuperación. La extensión y la ubicación de las cicatrices pueden variar según la técnica específica utilizada y la cantidad de corrección necesaria. Aquí hay algunas de las ubicaciones comunes de las cicatrices en la elevación de pecho:

  • Cicatriz periareolar: alrededor del borde de la areola. Esta es una ubicación común para cicatrices, especialmente en casos de elevaciones menores.
  • Cicatriz vertical: desde la parte inferior de la areola hasta el pliegue inframamario. Esta cicatriz adicional proporciona soporte y elevación adicional.
  • Cicatriz en forma de ancla o T invertida: incluye la cicatriz periareolar y la cicatriz vertical, además de una cicatriz horizontal en el pliegue inframamario. Esta es la opción más común en casos de corrección mayor.

La apariencia final de las cicatrices también dependerá de tu genética, la calidad de tu piel y del seguimiento de las indicaciones postoperatorias para su cuidado. Con el tiempo, las cicatrices tienden a desvanecerse y volverse menos visibles. 

4. Si voy a quedarme embarazada… ¿cuándo es mejor realizar la mastopexia?

La decisión de realizarte una mastopexia o elevación de senos antes o después del embarazo, al igual que de otros eventos significativos como puede ser un programa de adelgazamiento, depende de varios factores y cada caso es único. Por eso lo ideal es que lo valores en detalle con tu cirujano plástico.

Si estás embarazada actualmente o planeas quedar embarazada en un futuro cercano, puede ser recomendable esperar hasta después del embarazo y la lactancia para someterte a esta operación. Durante este periodo, los senos pueden experimentar cambios significativos, y someterte a una cirugía antes podría afectar los resultados a largo plazo. Es por ello que muchas mujeres optan por realizarse la mastopexia después de haber tenido hijos y haber completado la lactancia. Esto permite abordar los cambios mamarios de manera más integral.

5. ¿Cuándo podré hacer deporte tras la elevación de pecho?

La capacidad para retomar actividades deportivas después de una elevación de pecho varía según la extensión del procedimiento, la velocidad de recuperación individual y las recomendaciones específicas de tu cirujano plástico. Esto debe hacerse de manera gradual y bajo supervisión médica. 

Durante las primeras semanas después de la cirugía, es importante que limites la actividad física. Esto incluirá evitar actividades que ejerzan presión o estrés en el área del pecho. En las citas de seguimiento nos aseguramos de que la recuperación esté progresando como se espera. La capacidad para retomar el ejercicio dependerá en parte de cómo esté cicatrizando la incisión.

Una vez que recibas la aprobación de tu cirujano, podrás comenzar con ejercicios ligeros y de bajo impacto. Inicialmente, esto puede incluir caminar y ejercicios suaves que no involucren movimientos bruscos del torso. Es probable que se te recomiende evitar levantar objetos pesados durante las primeras semanas. El levantamiento de peso puede ejercer presión adicional en el área del pecho y afectar la cicatrización.

Finalmente el regreso completo a actividades deportivas intensas, como correr, levantar pesas o practicar deportes de contacto, se permite después de varias semanas o meses, dependiendo de tu recuperación individual.

Durante todo el proceso de regreso a la actividad física, es fundamental que escuches a tu cuerpo. Si experimentas dolor, incomodidad o hinchazón, es posible que necesites reducir la intensidad del ejercicio o esperar un poco más antes de retomar ciertas actividades. Cada persona se recupera a un ritmo diferente, y la paciencia y el cuidado son clave para lograr los mejores resultados y evitar complicaciones.

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *