Cambios en la piel a partir de los 40: recomendaciones para cuidarla

Muchos cambios importantes en la piel del rostro aparecen a partir de los 40 años; arrugas, manchas, flacidez… pero es posible prevenirlas cuidando la piel adecuadamente, manteniéndola hidratada y consultando a un especialista.

Los primeros signos de envejecimiento en la piel comienzan a manifestarse a partir de los 30 años. Las arrugas en el tercio superior del rostro suelen ser las primeras en aparecer, pero en algunos casos, debido a la influencia genética y el fototipo del paciente, pueden manifestarse ojeras, bolsas o manchas en la cara antes de los 40, así lo explica Virginia Sánchez, dermatóloga y Directora Médica en Clínicas Dorsia.

A partir de los 40 se presentan una serie de cambios en la piel que son normales en el proceso de envejecimiento:

Flacidez

Casi todas las personas comienzan a presentar flacidez en la piel facial a partir de los 40. Se manifiesta como laxitud en la piel al pellizcarla.

La flacidez se produce cuando se degradan las fibras que sostienen la piel, es decir, el colágeno y la elastina, provocando que se pierda la tersura.

Se debe actuar ante los primeros síntomas. Algunas cremas son efectivas, pero también se puede recurrir a tratamientos estéticos como los hilos tensores o la radiofrecuencia.

Arrugas

Al sonreír se forman arrugas finas en la mejilla, también aparecen en el ceño, en el contorno de los ojos, en el cuello y el escote.

Es importante mantenerse hidratado por dentro y por fuera para cuidar la piel, así como protegerla de los efectos del sol para evitar los daños causados por los rayos UVA.

Cambios anormales en la piel a los 40 años

Así como los cambios mencionados anteriormente son normales con el paso de los años, otros son un signo de alerta que debemos tener en cuenta, y acudir al dermatólogo en caso de notarlos en nuestra piel.

Las pieles más claras tienen mayor riesgo de desarrollar manchas en la piel de forma prematura, indica la Dra. Sánchez. Estas manchas podrían malignizarse progresivamente. Es importante, acudir al dermatólogo si aparecen cambios de color o texturas en zonas concretas de la piel.

Impacto del estrés en el aspecto de la piel

El estrés genera oxidación celular, y en consecuencia, envejecimiento. La coloración de la piel se torna más apagada y se percibe más amarillenta y seca.

Recomendaciones para cuidar la piel del rostro

Para cuidar la piel del rostro lo más importante es el uso de protección solar, especialmente en las personas con pieles más claras.

Una rutina adecuada de higiene e hidratación facial y el uso de cosméticos para prevenir y tratar el envejecimiento son de gran ayuda.

Por supuesto, lo ideal es ponerse en manos de un especialista en dermatología estética antes de comenzar a tratar los problemas de flacidez, manchas y arrugas en las piel. Para observar los problemas que presenta cada piel y determinar cuál es el tratamiento adecuado.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia
Últimas entradas de Clínicas Dorsia (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *