Medicina Familiar y ComunitariaVida sana

¿Cómo afecta la sal a la hipertensión arterial?

5/5 - (2 votos)

Tomar demasiada sal puede elevar la tensión arterial. La sal contiene sodio, un mineral que nuestro cuerpo necesita en pequeñas cantidades para funcionar correctamente. Sin embargo, la mayoría de las personas consumen mucha más sal de la que necesitan. Esto es especialmente problemático para personas con hipertensión arterial, ya que un aumento en la presión arterial puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y otros problemas de salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda limitar la ingesta de sodio a menos de 5 gramos por día, lo que equivale a aproximadamente una cucharadita de sal.

Dieta hiposódica o baja en sal

Una dieta hiposódica, que es baja en sodio, puede ayudar a controlar la presión arterial y reducir el riesgo de problemas cardiovasculares. Hay que tener en cuenta que el 80% de todo el sodio ingerido procede de los alimentos procesados, como embutidos, conservas o salas comerciales. Aquí tienes algunos alimentos que son más recomendables para incluir en una dieta hiposódica:

  • Frutas y verduras frescas: las frutas y verduras frescas son naturalmente bajas en sodio y son una excelente opción para una dieta hiposódica. Trate de consumir una variedad de frutas y verduras todos los días.
  • Granos enteros: los granos enteros como la avena, el arroz integral, la quinua y la cebada son buenas opciones para una dieta baja en sodio. Evite los productos de panadería y cereales que contienen mucha sal añadida.
  • Proteínas magras: las proteínas magras como el pollo, el pavo, el pescado y las legumbres son opciones saludables y bajas en sodio. Evite las carnes procesadas y enlatadas, ya que a menudo contienen altos niveles de sodio.
  • Productos lácteos bajos en grasa: los productos lácteos bajos en grasa, como la leche descremada, el yogur natural y el queso bajo en sodio, pueden ser incluidos en una dieta hiposódica en cantidades moderadas.
  • Hierbas y especias: use hierbas frescas y especias para dar sabor a los alimentos en lugar de sal. El ajo, el jengibre, el orégano, el tomillo, el romero y el cilantro son solo algunos ejemplos de hierbas y especias que pueden agregar sabor sin agregar sodio.
  • Frutos secos y semillas sin sal: los frutos secos y semillas sin sal agregada son opciones saludables para incluir en una dieta hiposódica. Evite los frutos secos salados y las mezclas de frutos secos que a menudo contienen mucho sodio.

Es importante leer las etiquetas de los alimentos y evitar los alimentos procesados y enlatados, que a menudo son ricos en sodio. Además, cocinar en casa con ingredientes frescos y naturales le permite tener un mayor control sobre la cantidad de sodio en su dieta.

Alberto Sacristán Rubio. médico de familia y fundador de SportSalud

Alberto Sacristán Rubio en Masquemedicos

Alberto Sacristán. SportSalud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *