Melatonina como tratamiento para el insomnio

Hacia finales de los años 50, el Dr. Lerner y sus colaboradores pudieron aislar la hormona pineal, esta hormona fue llamada Melatonina, cuya estructura química se describe como 5-metoxi-Nacetil-triptamona.

La melatonina es una hormona que se sintetiza en la glándula pineal (en menor medida en retina, hígado, riñones…) y según un ritmo circadiano de 24 horas, regulando los periodos normales de sueño-vigilia. La secreción se inicia tan pronto como anochece, alcanzándose el máximo sobre las 2 las 4 de la mañana y la síntesis se inhibe con la exposición a la luz. La producción diaria disminuye después de los 20 años.

La melatonina se sintetiza a partir del triptófano, un aminoácido que se convierte en serotonina (neurotransmisor) y el pigmento melanina. Ciertos medicamentos disminuyen los niveles de melatonina como AINES (ibuprofeno, naproxeno), beta-bloqueantes (atenolol o metoprolol), anticonceptivos, dieuréticos de asa, teofinlina, diazepam… El consumo de alcohol disminuye la secreción de melatonina durante la noche.

Acciones

  • El uso clásico de la melatonina ha sido para alteraciones del ciclo del sueño, reajustando el ciclo de sueño-vigilia. La dosis clásica utilizada en investigaciones al respecto oscila entre 1 a 3 mg antes de acostarse, pero hay estudios que utilizan 5 mg. (Arendt J, et all 1986)
  • La melatonina regula la secreción de la hormona de crecimiento y de las gonadotropinas.
  • Una disminución de la melatonina se ha relacionado con el cáncer y la investigación preliminar sugiere que esta hormona es capaz de reducir los efectos adversos asociados a la quimioterapia y prolonga el tiempo de supervivencia (Lissoni et all 1994).
  • Una disminución de la secreción se ha relacionado con enfermedades cardiovasculares, epilepsia y depresión, aunque no se ha demostrado su eficacia como posible efecto terapéutico en estas situaciones.
  • La melatonina provoca disminuciones sutiles de la tensión arterial en pacientes hipertensos, con lo que es conveniente su monitorización.
  • La melatonina en dosis bajas reduce la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina. Por ello es preciso monitorizar los niveles de glucosa en pacientes diabéticos.

Precauciones

  • No realizar un uso prolongado sin supervisión médica.
  • No es recomendable su uso en mujeres embarazadas (faltan estudios) o que deseen concebir.
  • No se han descritos casos de toxicidad, ni efectos adversos graves con el suministro de melatonina. Sin embargo, se han producido informes sobres trastornos causados por la melatonina: cefalea, disminución de la libido, ginecomastia…
  • No usar melatonina con medicamentos anticoagulantes.

Alberto Sacristán Rubio. médico de familia y fundador de SportSalud

Alberto Sacristán Rubio en Masquemedicos

Alberto Sacristán. SportSalud
Últimas entradas de Alberto Sacristán. SportSalud (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *