Cómo prevenir un golpe de calor

Cuando la temperatura corporal supera los 40ºC estamos hablando de un golpe de calor. Esto puede producirse cuando llegan las llamadas olas de calor, que son períodos más o menos prolongados donde las temperaturas ambientales aumentan.

Algunas regiones son más susceptibles a sufrir olas de calor que otras. Por ejemplo, en los climas de tipo mediterráneo se presenta una canícula en la que se producen olas de calor, este tiempo puede ser excesivamente caluroso.

¿Por qué se produce un golpe de calor?

En la hipertermia, es decir, cuando la temperatura corporal es muy alta, el punto de ajuste hipotalámico no cambia, pero la temperatura corporal aumenta, superando los mecanismos del cuerpo para regular su temperatura. En consecuencia se produce un golpe de calor.

¿A quién puede afectar más?

Los golpes de calor suelen afectar generalmente a dos grupos de población: las personas sanes que hacen ejercicio físico intenso, provocando un golpe de calor por esfuerzo; y los ancianos o enfermos, en quienes puede producirse el llamado golpe de calor clásico.

El tratamiento se basa en el enfriamiento inmediato (menos de 2 horas), y el apoyo a órganos y sistemas.

Quienes tienen mayor riesgo de sufrir un golpe de calor son:

  • Personas mayores de 65 años.
  • Personas con alto nivel de obesidad
  • Personas encamadas.
  • Niños menores de 4 años.
  • Personas con enfermedades crónicas.
  • Personas con enfermedades mentales.
    Personas que se encuentren en un tratamiento con alguno de estos medicamentos: diuréticos (seguril, sutril), antihistamínicos (loratadina, xazal, ebastel), anticolinergicos, betabloqueantes.

¿Cuándo se producen el golpe de calor?

Debemos tener en cuenta las siguientes situaciones, para evitar sufrir un golpe de calor, ya que es cuando se producen generalmente:

  • Temperatura superior a 36º con noches calurosas.
  • Altos niveles de humedad en el ambiente.
  • Viviendas muy calurosas, en pisos altos o carentes de la ventilación adecuada.
  • Realizar ejercicio físico o trabajos pesados, con exposición al sol.

¿Cómo evitar sufrir un golpe de calor?

  • Beber mucha agua durante todo el día, aunque no se tenga sed. Especialmente al salir a la calle.
  • Consumir alimentos frescos y de temporada, como las frutas y verduras. Tienen un alto contenido de agua, minerales, sales…
  • Utiliza ventiladores o aire acondicionado para mantener una temperatura óptima dentro de los espacios cerrados. También se aconseja mantener la persiana bajada y la ventana abierta para que pueda circular el aire, y por la noche subir la persiana.
  • Evitar grandes esfuerzos físicos, especialmente en las horas de más calor.
  • Protegerse del sol.
  • Utilizar prendas de vestir amplias.

Síntomas de alerta

Es importante que si se presentan algunos de estos síntomas, acudas al centro de salud:

  • Calambres musculares.
  • Agotamiento excesivo.
  • Pérdida de conciencia (si alguna persona lo presencia, debe llamar inmediatamente a urgencias).

No podemos controlar la temperatura del ambiente, pero sí que podemos tomar ciertas medidas para evitar sus efectos sobre nuestra salud.

Alberto Sacristán Rubio. médico de familia y fundador de SportSalud

Alberto Sacristán Rubio en Masquemedicos

Alberto Sacristán. SportSalud
Últimas entradas de Alberto Sacristán. SportSalud (ver todo)

Un comentario en «Cómo prevenir un golpe de calor»

  • el 15 agosto, 2021 a las 11:06
    Enlace permanente

    Me surge una duda, ¿podría aclarar por qué son un grupo de riego las personas con enfermedades mentales? ¿Medicación o posibles conductas de riesgo? Es que no veo una relación directa y suena raro. Gracias.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *