¿Cómo recuperar la viveza de la mirada con la blefaroplastia?

Los ojos son una parte fundamental de nuestro rostro.

El paso del tiempo, la genética y/o las pérdidas bruscas de peso pueden afectar a nuestra mirada. Es muy habitual que se acumule un exceso de piel en los párpados, lo que proporciona una apariencia cansada, como triste que, en la mayoría de las ocasiones, no representa el verdadero estado anímico de quien lo padece. En ocasiones, estos problemas también pueden afectar a la visión.

¿Qué es la blefaroplastia?

La blefaroplastia o cirugía de párpados es una intervención quirúrgica que actúa directamente sobre la piel, el músculo y la grasa del párpado con el objetivo de rejuvenecer su aspecto y corregir imperfecciones como el exceso de piel, las bolsas que se forman debajo de los párpados y/o la hinchazón excesiva.

Tiene dos finalidades: un propósito estético y otro funcional.

Etimológicamente la palabra blefaroplastia proviene de los vocablos griegos “blepharon” y “plastikos” que significan “párpados” y “moldear” respectivamente.

¿En qué consiste la blefaroplastia superior, inferior o completa?

Dentro de la cirugía de párpados podemos distinguir entre la blefaroplastia inferior y la blefaroplastia superior.

La blefaroplastia inferior se encarga de tratar las bolsas que aparecen debajo de los ojos.

Estas bolsas se producen cuando los depósitos grasos que rodean los ojos para protegerlos se debilitan y se deslizan hacia fuera ocupando nuevos espacios debajo de la piel. Suelen tener su origen en el envejecimiento de los tejidos y en la herencia genética.

Con la blefaroplastia inferior se elimina ese exceso de piel y grasa que se acumula bajo del ojo. Para ello se realizan incisiones prácticamente invisibles de 1 mm por debajo de las pestañas. Durante la intervención se esculpe y modela la grasa y se tensa el músculo subyacente con el objetivo de conseguir el aspecto final deseado.

Cuando el paciente no presenta exceso de piel o laxitud en el músculo del párpado se realiza una incisión entre los párpados y el globo ocular. Es menos agresiva que la blefaroplastia de tipo inferior, ya que no afecta a la piel ni requiere de suturas.

La blefaroplastia superior permite corregir la caída de los párpados superiores. Mediante Micro-incisiones sobre el pliegue natural de los párpados superiores se elimina la piel y la grasa sobrante para elevar la cola de la ceja de manera sutil ampliando la línea de visión del paciente.

En función del caso la cirugía puede prolongarse durante una hora. Se realiza bajo anestesia local y sedación suave, y no es necesario el ingreso hospitalario.

¿Cómo es la recuperación de la cirugía de párpados?

El postoperatorio de la cirugía de párpados es llevadero y la recuperación es rápida.

  • Puedes volver a la rutina diaria y al trabajo prácticamente de inmediato (en 1-5 días dependiendo del tipo de blefaroplastia realizada).
  • Eso sí, es recomendable no realizar ejercicio en 1-2 semanas.
  • El dolor postoperatorio suele ser mínimo, y puede regularse con analgésicos. La hinchazón y los moratones permanecerán durante una semana.
  • Durante los primeros días tras la cirugía se debe aplicar un ungüento para mantener el párpado lubricado y se deben colocar compresas frías en los ojos para reducir la inflamación.
  • También pueden emplearse gotas para los ojos para evitar que se resequen. Además, debes dormir con la cabeza más alta que el pecho.
  • Pasados 10 días desaparecen los hematomas y los moretones.Es aconsejable utilizar gafas de sol al salir a la calle durante los primeros días para evitar tirantez o picor.

Más sobre la blefaroplastia y su recuperación en gonzalez-fontana.com/recuperacion-blefaroplastia/
Dr. González-Fontana en Masquemedicos

Dr. Ramón González-Fontana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *