Consejos para prevenir y eliminar las patas de gallo

5/5 - (1 voto)

Las arrugas que aparecen en el contorno de los ojos, son conocidas como patas de gallo. Estas aparecen por la contracción continua del músculo que rodea los ojos, que es el que nos permite abrirlos y cerrarlos.

El tejido que rodea nuestros ojos es muy sensible, y el parpadeo y constante movimiento de esta zona hace que aparezcan arrugas con mayor facilidad, antes que en otras partes del cuerpo.

Pero las patas de gallo no solo aparecen por el movimiento de la zona, sino también por una inadecuada exposición al sol, el consumo de tabaco o la deshidratación del contorno de los ojos.

¿Cómo podemos prevenir la aparición de las patas de gallo?

La clave para prevenir las arrugas en el contorno de los ojos está en cuidar nuestra rutina diaria, siguiendo estos consejos:

  • Mantener una dieta rica en vitamina C, que ayuda a evitar el envejecimiento prematuro.
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Limitar la exposición al sol, y en caso de hacerla utilizar gafas de sol y protección solar con SPF 50.
  • Mantener una rutina de cuidado facial adecuada, que incluya un contorno de ojos y sérum o crema hidratante.
    Desmaquillarse siempre, y no frotar los ojos de forma brusca al hacerlo.
    Realizar deporte frecuentemente para mantener la salud de la epidermis.

¿Cómo eliminar las arrugas en el contorno de los ojos?

Aunque la prevención de las patas de gallo es importante, los consejos que hemos compartido solo conseguirán que se retrase su aparición, pero no evitarlas del todo.

Pero cuando estas arrugas inevitablemente aparezcan, el tratamiento recomendado para eliminarlas es la toxina botulínica. Esta es una proteína que se infiltra en la zona y actúa evitando la contracción de los músculos, logrando así suavizar las arrugas de expresión.

El resultado es inmediato, pero no permanente, por lo que es necesario repetirlo aproximadamente cada 12 meses, aunque depende de cada paciente.

El tratamiento se divide en tres fases:

  • Antes del tratamiento: tendrás una cita con el profesional encargado, para realizar una evaluación personalizada, y diseñar un plan acorde a tus necesidades.
  • Realización del tratamiento de infiltración de bótox: tiene una duración de unos 30 minutos, infiltrándose directamente en la zona a tratar.
  • Después del tratamiento: se indicarán las recomendaciones a seguir para conseguir los mejores resultados.

La infiltración de botox es un tratamiento indoloro que permite rejuvenecer la mirada y minimizar el aspecto de las arrugas de expresión.

Si deseas más información sobre el tratamiento de las arrugas en el contorno de los ojos con toxina botulínica, no dudes en consultar con un experto en medicina estética, quien responderá a todas tus preguntas.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia
Últimas entradas de Clínicas Dorsia (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.