Enough. ¿Ser más espontáneos nos haría más felices?

Este inicio de año os voy introduciendo al mundo de los cortometrajes, un ámbito más desconocido pero que siempre intenta hacernos llegar con contundencia mensajes emocionales para que la realidad no nos pase desapercibida. Este viernes os dejo Enough, de la directora y animadora Anna Mantzaris.

Enough. Sinópsis

Este corto  he sido realizado bajo el estilo de stop motion y con muñecos de tela, que representan a adultos en situaciones que todos vivimos en nuestro día a día y con un planteamiento muy original. ¿Qué pasaría si ante situaciones cotidianas que nos enfadan reaccionáramos sin autocontrol?

Algunas de las situaciones que nos muestra el corto son por ejemplo, una reunión laboral donde la persona que expone acaba perdiendo los nervios, tirando todos los papeles y marchando corriendo de la sala a por su coche.

En otra situación, hay una cola de gente esperando por una persona que tarda mucho en el cajero, y el señor mayor se acaba apoyando en otro para dormir, que es lo que le apetecería si no controlara sus impulsos, o una mujer que oye a otro hablar por teléfono en voz alta y le acaba tirando el móvil al suelo con un manotazo.

¿Es necesario el autocontrol?

Para mí el visionado de poco más de dos minutos me hace reflexionar y hacerme varias preguntas ¿Ser más espontáneos nos haría más felices? Creo que no, sobre todo en aquellas situaciones en las que la impulsividad viene de la mano de la ira, nos sentiríamos a corto plazo liberados y a largo plazo culpables y apáticos, cada vez más pasotas y más tristes.

En aquellas situaciones en las que la espontaneidad fuera positiva relacionada con el afecto también a largo plazo se vislumbrarían problemas porque no estaríamos respetando los sentimientos y emociones del otro.

Parece que estamos hablando de un mundo imaginario, pero la realidad social es que cada vez tenemos a nuestro alrededor más dificultades para controlar nuestra conducta, más niños con dificultades de control de impulso y más brechas sociales por ello reflexionar sobre el autocontrol y nuestras emociones puede ser una gran herramienta.

Su año de presentación fue el 2017, y a través de la pertenencia de la directora a la Royal College of Art se difundió, con cierto prestigio, siendo galardonada con diferentes premios Vimeo Staff Pick Premiere, Premio Lottie Reininger, Festival Internacional de Cine de Animación de Stuttgart 2018 Premio del Público a la Mejor Película Estudiantil, Anima Mundi 2018 Mejor Película Estudiantil, Anifest 2018 Mejor Película Estudiantil, Premio Mayor del Festival de Animación del Noroeste, Mejor película de estudiante, SICAF 2018 Mejor cortometraje europeo, Ayuntamiento de Gandia – Cortoons 2018.

¿Y tú controlas tus impulsos?

Buen fin de semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *