¿Cuáles son las anomalías que corrige la cirugía oculoplástica?

Los cirujanos oculoplásticos no sólo realizan intervenciones estéticas, también se dedican al tratamiento quirúrgico de problemas palpebrales (relacionadas con los párpados), alteraciones de la órbita y trastornos de la vía lagrimal.

Ámbito de actuación de la cirugía oculoplástica

La oculoplástia se encarga de dar solución a los siguientes problemas:

Malposiciones palpebrales

Uno de los problemas más habituales relacionados con la posición de los párpados es que se metan hacia dentro o que, al contrario, se vuelvan hacia fuera. En cualquier caso, estas alteraciones pueden ocasionar irritaciones de la conjuntiva (membrana transparente que recubre los párpados y la parte anterior del globo del ojo) y de la córnea.

Si el párpado queda hacia afuera, el ojo queda desprotegido, lo que a su vez provoca síntomas como escozor, enrojecimiento o lagrimeo. Estos síntomas no suelen revestir gravedad, pero sí son muy molestos.

Por el contrario, cuando el párpado está hacia dentro, una anomalía que se conoce como entropión, las pestañas pueden rozar la superficie del globo ocular, lo que también origina muchas molestias. Es más frecuente en el párpado inferior y normalmente tiene un origen genético. Si el cirujano oculplástico no lo corrige, las molestias pueden dar lugar a úlceras y cicatrices en la córnea.

Tanto si el párpado está hacia fuera como si está hacia dentro, el cirujano oculoplástico puede corregirlo mediante una cirugía relativamente sencilla para devolver los párpados a su posición normal.

Párpado caído

Otro de los problemas que tratan los cirujanos oculoplásticos, es el párpado caído. Subir el párpado mediante cirugía se logra una mejoría estética y se amplía el campo de visión. Es importante que esta intervención la haga un especialista para evitar subir demasiado el párpado, dado que cuando esto ocurre se dificulta el parpadeo y la lubricación normal de la superficie ocular, que se reseca demasiado.

Tumores en el párpado

Los párpados están hecho de piel, además los exponemos al sol diariamente. El riesgo de sufrir cáncer de piel, es igual a cualquier otra parte de la piel.

Tipos de tumores en el párpado

Entre los tumores malignos más frecuentes que afectan a la zona palpebral se encuentran los carcinomas basocelulares y los espinocelulares. El cirujano oculoplástico se encarga de extirpar el tumor y de reconstruir el área que haya resultado dañada por el cáncer procurando el mejor resultado estético y funcional.

Problemas de la vía lagrimal

La vía lagrimal es una estructura que se encarga de recoger la lágrima y enviarla a la nariz para su drenaje. Cuando las vías lagrimales están obstruidas o se produce demasiada cantidad de líquido, el paciente lagrimea de manera constante, una alternación que también puede corregir el cirujano oculoplástico.

Cuando la recogida de la lágrima no funciona correctamente a causa de una obstrucción en el drenaje, el cirujano conecta la vía lagrimal con la nariz, evitando así la obstrucción.

Problemas de la órbita

Cuando hablamos de la órbita, nos referimos a la cavidad ósea que aloja el globo ocular, la musculatura encargada de su posición y movimiento, el nervio óptico y la red de vasos sanguíneos que irrigan todo el ojo.

Esta cavidad ósea está formada a su vez por huesos que reciben el nombre en función de la posición que ocupan con respecto al globo ocular (techo, suelo, pared medial, pared lateral y vértice).

Cualquiera de estos huesos puede romperse a causa de un fuerte traumatismo (un golpe, una caída, un balonazo o bolazo haciendo deporte, un choque…), causando visión doble, hundimiento del globo ocular… que han de ser solucionados por el cirujano oculoplástico para que la fractura consolide correctamente y el paciente recupere la visión normal, además del aspecto estético que tenía antes de la fractura.

Tejidos blandos

Los músculos y la grasa de esta zona pueden presentar inflamación, por ejemplo en el caso de las personas que padecen enfermedad tiroidea o problemas de tipo tumoral, que deben ser extirpados y tratados quirúrgicamente.

Estética en la cirugía oculoplástica

Además de resolver los problemas antes citados, la cirugía oculoplástica también se encarga de mejorar el aspecto de los párpados, eliminando el exceso de piel en el párpado superior o inferior o levantando el párpado para mejorar la apertura y la forma del ojo.

Como ves la cirugía ocular plástica es la especialidad médico quirúrgica encargada de resolver problemas estéticos y funcionales que afectan la visión y al globo ocular.

Es importante recordar que la mejor manera de cuidar nuestros ojos es la prevención, por esa razón una visita anual al oftalmólogo es necesaria para descartar cualquier problema que pueda agravarse en el futuro. Además, mantener unos hábitos saludables como una alimentación equilibrada y la realización de actividades físicas, también contribuye a la salud ocular.

Dra. Alejandra Amesty Morello, Directora Médica de Vissum, Corporación Oftalmológica

Vissum, Corporación Oftalmológica en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *