¿Es siempre un nuevo consumo, una recaída y un fracaso?

Rate this post

En el proceso de transformación y cambio para dejar una adicción, un nuevo consumo no siempre es un fracaso. Es importante entender la diferencia entre recaída y desliz (o caída).

Durante la curación se producen nuevos consumos, eso es una realidad. Pueden suceder y suceden. No hay que avergonzarse de ello, ni percibirlos como un fracaso.

La gran mayoría de los adictos volvemos a consumir alguna vez durante el proceso de curación y transformación. Esto no quiere decir que no estemos haciendo todo lo posible – e imposible – por evitar esos consumos, porque estos pueden ser graves, incluso llegar un momento en el que no sabemos cuándo seremos capaces de parar, y dónde vamos a acabar.

Ciclo del proceso de curación de una adicción

Precontemplación

Durante esta fase, no se ve el consumo como un problema y no existen intención ni deseos de cambiar en los próximos 6 meses.

Contemplación

Se empieza a ser consciente de que el consumo es un problema y a plantearse un cambio en los siguientes 6 meses.

Preparación para la acción

Te propones cambiar tu conducta en los próximos 30 días, además has intentado dejar de consumir, al menos durante 24 horas, en los últimos 6 meses.

Acción

Comienza una modificación de la conducta y los hábitos para conseguir parar el consumo. Pones en marcha estrategias para vencer el craving y mantenerte limpio. Así empiezas a pasar tiempo sin consumir (hasta 6 meses).

Mantenimiento

has permanecido limpio durante más de 6 meses y sigues poniendo en práctica estrategias para vencer al craving y seguir limpio.

Diferencias entre recaída y desliz (o caída)

Existe una diferencia entre recaída y desliz (caída), es importante entenderlo, ya que es un matiz crítico; o estás en curación y transformación, que comprende las fases de acción y mantenimiento, o estás en consumo (las tres primeras fases).

La recaída

La recaída te hace retroceder a las fases de preparación contemplación o precontemplación. Es así porque sientes desesperación y frustración por haber consumido de nuevo, y porque tu enfermedad ha crecido. Este es el gran peligro de un nuevo consumo.

El desliz (caída)

Cuando se produce una desliz (caída), a pesar de este último consumo, vuelves inmediatamente a la fase de acción, y sigues comprometido con tu proceso de transformación, poniendo en marcha recursos que te ayuden a dejar de consumir.

No quiero decir que el desliz no tenga consecuencias, ni que te hagas a la idea de que puede permitírtelo, porque tras un nuevo consumo vienen días duros que pueden convertirlo en una recaída.

Es importante contar con el apoyo profesional necesario durante todo el proceso para ser libre de adicciones. Ante una recaída o un desliz, su ayuda puede ser determinante en tu camino para dejar de consumir.

Enrique Rodríguez Márquez, experto en el tratamiento de las adicciones

Enrique Rodríguez Márquez en Masquemedicos

Enrique Rodríguez Márquez

2 comentarios en «¿Es siempre un nuevo consumo, una recaída y un fracaso?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.