Fobia a los besos: causas y cómo superarla

5/5 - (1 voto)

El miedo a dar y/o recibir besos existe, y es conocido como filemafobia. En la persona afectada se manifiesta un temor irracional a besar, que es uno de los actos más comunes para expresar nuestros sentimientos.

Esta fobia puede tener distintos grados, desde un rechazo moderado a un pánico incontrolable.

Síntomas de la filemafobia

La filemafobia presenta una sintomatología común a otras fobias, pero en este caso el origen del miedo son los besos. Aparece sensación de ansiedad ante la posibilidad de tener que dar o recibir un beso, provocando angustia y síntomas físicos como dolor de cabeza, sudoración y sensación de ahogo.

También aparecen síntomas psicológicos, experimentando pensamientos catastróficos, como sucede en las personas que creen firmemente que al ser besados o al besar, contraerán alguna enfermedad grave.

Así, los pacientes se alejan de cualquier situación romántica, para sentirse seguros, llegando incluso a evitar conocer personas.

Causas de la fobia a los besos

Esta fobia puede aparecer por hechos puntuales en la vida de la persona, el entorno puede condicionar su aparición.
La pandemia ha sido indudablemente una causa de filemafobia. El miedo al contagio del Covid19, es una causa para que las personas eviten expresar su afecto.

La retirada de las mascarillas en casi todos los aspectos de nuestras vidas, también ha sido una causa de la aparición de la fobia a los besos en las personas que no se sienten seguras con esta medida.

Por supuesto, también la sufren personas que han convivido estrechamente con el Covid19, y la muerte que ha dejado.

Otra de las causas de la fobia a los besos, es la inseguridad ante el hecho físico de besar o la aversión a la saliva.

¿Cómo superar esta fobia?

El primer paso para superar el miedo a besar y/o ser besado, es tener motivación para superarlo, y acudir a la consulta de un profesional de la salud mental.

En la consulta se le enseña a la persona cómo funciona la ansiedad y cómo se mantiene. Luego se entrenan herramientas para conseguir superar la fobia, tales como enfrentarse a aquello que le genera miedo, en este caso los besos, de manera progresiva, y se cuestionan las creencias limitantes que son la base de la fobia.

La terapia psicológica ayuda a detectar las creencias que producen la evitación del beso y el malestar que se genera, y por supuesto, proporciona las herramientas para superarla.

Poco a poco, será posible enfrentarse a los besos, comenzando con las personas y el tipo de besos que genere menos rechazo.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Clínicas Origen
Últimas entradas de Clínicas Origen (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.