Hipocondriasis. Síntomas y causas

5 (100%) 1 vote

La hipocondriasis es una patología caracterizada por la manifestación de una preocupación obsesiva e irracional de sufrir una enfermedad grave. Ante cualquier señal o signo como, por ejemplo, dolor, la persona hipocondríaca suele llevar a cabo una serie de comportamientos repetitivos tales como:

  • Visitar al médico continuamente, incluso varias veces al día.
  • Revisar repetidamente los síntomas que manifiesta y buscar constantemente información en Internet.
  • Hacerse numerosos estudios médicos y analíticas, buscando encontrar la causa de sus síntomas.
  • No confiar en que el médico le esté diciendo la verdad.
  • Pensar que los médicos son incapaces de diagnosticar su enfermedad.
  • Tener pensamientos catastrofistas, por ejemplo, pensar que un dolor de cabeza puede estar causado por un tumor en el cerebro.
  • Experimentar miedo intenso a la muerte.
  • Sentir que siempre se está en riesgo de contraer una enfermedad, provocando esto una profunda angustia.

Causas de la hipocondriasis

En relación a las causas de esta problemática, son numerosos los factores que pueden influir en el desarrollo de este trastorno. Las investigaciones indican que la hipocondriasis suele comenzar a manifestarse en la edad adulta temprana y su origen puede estar relacionado con diversos fenómenos entre los que se hallan:

  • El paciente, o alguien de su entorno cercano, ha sufrido una enfermedad grave.
  • La muerte de un ser querido.
  • Períodos de mayor estrés en la vida del paciente.
  • Mucha publicidad e información en los medios sobre una determinada enfermedad.

¿Quién está en riesgo de desarrollar hipocondriasis?

Además de los posibles factores desencadenantes antes mencionados, existen algunos rasgos de personalidad, además de determinadas creencias sobre la salud y la enfermedad, que puede acentuar la vulnerabilidad. Los rasgos más asociados a este trastorno que propician que algunas personas sean más propensas a desarrollar hipocondriasis son:

  • Personas neuróticas, con tendencia a estados emocionales negativos.
  • Personas muy autocríticas.
  • Personas introvertidas.
  • Personas narcisistas.

En esta misma línea, distintas investigaciones han arrojado como resultado que las personas que piensan que tienen una debilidad específica por herencia familiar, también podrían pensar rápidamente en la peor de las consecuencias ante cualquier sensación o alteración en la zona corporal que les preocupa.

Asimismo, algunos expertos sostienen que las personas con hipocondriasis pueden tener un umbral del dolor más bajo y, como consecuencia, percibir las sesiones internas del organismo como mucho más graves que otras personas menos sensibles al dolor.

Comorbilidad con otros trastornos: el miedo

Es frecuente que las personas que padecen hipocondriasis también presenten otras condiciones psicosociales asociadas al miedo. El miedo es una de las emociones más primitivas que manifiesta el ser humano. Una persona con miedo constante, tiene la amígdala cerebral trabajando todo el tiempo, interpretando así su realidad contextual de forma desmesurada. No importa si los miedos son reales o imaginarios, el cerebro los procesa como una realidad, siendo este hecho más acuciante en el caso de las personas hipocondríacas.

Siguiendo esta línea, los temores con los que mayor comorbilidad presenta la hipocondriasis son los siguientes:

Tanatofobia

Miedo a la muerte. Este es posiblemente uno de los miedos más intensos que sufrimos todos los seres humanos. La vivencia de situaciones de pérdida o el desarrollo en un ambiente aprehensivo puede influir en el desarrollo de un miedo intenso a la muerte.

Nosofobia

Miedo a enfermar. Todos podemos sentir incomodidad ante los síntomas de cualquier enfermedad, pero en el caso de los hipocondríacos esto se convierte en una preocupación constante y catastrófica, capaz de generar una elevada respuesta de ansiedad.

Algofobia

Miedo al dolor. El dolor es una señal mediante la cual nuestro cuerpo nos informa de que algo no va bien, pero cuando éste se convierte en una preocupación obsesiva, pierde su capacidad de alertarnos de una enfermedad.

Trastornos de Ansiedad: Fobias específicas y TOC.

La ansiedad que genera la hipocondriasis puede manifestarse a través de diversos trastornos. Las fobias que pueden presentarse con una mayor frecuencia en comorbilidad con la hipocondriasis son la fobia a la sangre o a las heridas, a los hospitales, a determinadas enfermedades, a las agujas o inyecciones, fobia al dentista y a utilizar aseos públicos. Asimismo, las personas hipocondríacas también pueden sufrir un trastorno obsesivo compulsivo, realizando comportamientos repetitivos o rituales como respuesta al miedo.

Trastornos del Estado de Ánimo

La persona con hipocondriasis puede manifestar también signos de depresión como baja autoestima, fatiga constante, apatía, variaciones en el apetito o el sueño, etc.

En definitiva, las personas que padecen hipocondriasis manifiestan una preocupación obsesiva por su salud física y mental, pudiendo presentar también diferentes tipos de miedos que activan la amígdala cerebral, lo que imposibilita que la corteza prefrontal tome el control y la persona pueda gestionar y regular su nivel de activación y angustia ante una situación, ello dificulta la posibilidad de tranquilizarse y tomarse las cosas con la calma necesaria.

Centro Aesthesis

Centro Aesthesis en Masquemedicos

Centro Aesthesis

Centro Aesthesis

Centro Aesthesis es un Gabinete de Psicología de Madrid especializado en terapias para adultos, niños y jóvenes, así como terapia de parejas. Cuentan con cuatro sedes en los mejores barrios de Madrid capital: Velázquez, Rubén Darío, San Bernardo y Cibeles.
Centro Aesthesis

Artículos relacionados

Centro Aesthesis

Centro Aesthesis es un Gabinete de Psicología de Madrid especializado en terapias para adultos, niños y jóvenes, así como terapia de parejas. Cuentan con cuatro sedes en los mejores barrios de Madrid capital: Velázquez, Rubén Darío, San Bernardo y Cibeles.

2 comentarios sobre “Hipocondriasis. Síntomas y causas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *