Implantes dentales para pacientes con poco hueso

Gracias a los avances en odontología actualmente es posible realizar un implante dental en pacientes con poco hueso. Podrán recuperar la estética y función de la dentadura sin muchas complicaciones. Ya que existen técnicas de colocación de implantes con poco hueso, se trata de los llamados implantes de carga inmediata basal y compresiva.

Los implantes de carga inmediata pueden llevarse a cabo sin que sea necesario realizar un injerto de hueso. Puede colocarse una sola pieza dental o varias, estas se sustituyen por prótesis prácticamente iguales a los dientes naturales.

Para colocar estos implantes dentales no se requiere injertar hueso, por esta razón el procedimiento es menos doloroso y las complicaciones que pueden surgir, se reducen.

Los materiales con los que se fabrican estos implantes se unen al hueso de la mandíbula, y luego se coloca la prótesis. Cuando cicatriza el implante y está unido al hueso, se procede a colocar las coronas definitivas.

Ventajas de los implantes de carga inmediata en pacientes con poco hueso

  • La intervención se realiza sin producir apenas dolor ni hemorragias.
  • No se necesitan puntos de sutura tras la intervención.
  • Puede realizarse esta cirugía en personas que sufren problemas de coagulación de las sangre, o tienen un tratamiento farmacológico relacionado.
  • La operación es muy rápida. Es posible colocar en una hora, ocho implantes dentales.
  • El coste económico es muy flexible y puede incluso alcanzar el precio de los implantes tradicionales.
  • Es posible colocarlos en pacientes con una menor densidad ósea, sin requerir un injerto de hueso.

Colocación de los implantes de carga inmediata

La técnica para colocar los implantes de carga inmediata es mucho más sencilla que la clásica.

Se trata de un procedimiento rápido, esto supone una gran ventaja para los pacientes, que en 24 horas ya están recuperados de la cirugía y tienen colocado el implante. En el procedimiento habitual de colocación de implantes dentales, todo esto se conseguiría aproximadamente en unos 5 a 7 días.

Con los implantes de carga inmediata se reduce también el trauma quirúrgico, provocando meno molestias en el paciente. Además los índices de rechazo del implante son casi inexistentes.

¿Para quién están indicados estos implantes dentales?

Los implantes de carga inmediata se utilizan sobre todo para reemplazar piezas dentales perdidas en los casos que hasta hace poco no tenían solución.

Es imprescindible que el odontólogo realice un estudio previo del paciente, para decidir si es posible o no la colocación de los implantes de carga inmediata, teniendo en cuenta sus necesidades y características.

Sin embargo, generalmente, no existe impedimento para colocar este tipo de implantes en pacientes con poco hueso, que no pueden recibir un tratamiento de implantología clásica.

Los pacientes con poco hueso que deseen someterse a esta intervención deben cumplir algunos requisitos como, por ejemplo, tener un volumen óseo de, al menos, 10 milímetros de longitud. En los casos en los que no se tenga dicho volumen de hueso, será necesario realizar un injerto de hueso para proceder luego a la colocación del implante de carga inmediata.

En conclusión, antes de realizar la intervención, el dentista debe llevar a cabo un estudio en profundidad del paciente para comprobar el estado del hueso en el que se va a colocar el implante, y determinar si es posible realizar el procedimiento sin riesgos y obteniendo los mejores resultados.

Oliver & Alcázar, Odontología y Estética Facial en Masquemedicos

Oliver & Alcázar, Odontología y Estética Facial

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *