Mejora de la calidad de vida tras la cirugía de cataratas

Con la aparición de las cataratas la visión y la calidad de vida de las personas se deterioran de forma progresiva, por esta razón después de someterse a una cirugía de cataratas los pacientes realmente notan una importante mejoría. Vuelven a ver con nitidez, aprecian mejor los colores…

Esta mejoría en la visión del paciente deriva en una mejor calidad de vida, ya que pueden leer bien, conducir y llevar su vida diaria con más tranquilidad, ya que se consigue una importante reducción del riesgo de accidentes.
Según las estadísticas, en los pacientes operados de cataratas su riesgo de mortalidad asociado a accidentes se reduce en un 40%, sus probabilidades de sufrir una fractura de cadera tras una caída disminuyen un 16%, y las de sufrir un accidente de tráfico descienden un 13%.

¿Cómo mejora la calidad de vida del paciente?

Un estudio publicado por la Sociedad Española de Oftalmología, explica las mejoras en la calidad de vida de los paciente intervenidos por cataratas tras la cirugía.

Se utilizó para realizar esta evaluación un cuestionario con doce preguntas sobre la salud del paciente, consultando diferentes dimensiones tales como: función física, limitación de roles a causa de problemas de salud físicos, función social, bienestar emocional, vitalidad, percepción de la salud general, entre otros

Los resultados del estudio destacan una importante mejora física después de la cirugía de cataratas, que se evidencia en actividades de la vida diaria como bañarse y vestirse, subir escaleras, agacharse o pasear. Los pacientes manifiestan una mayor seguridad a la hora de afrontar las tareas habituales de las personas de edad avanzada.

También detectaron una mejora en la limitación de roles a causa de problemas de salud físicos que se presentaban previo a la cirugía, las cuales disminuyen después de realizada la intervención. Los pacientes consiguen una mayor autonomía, lo que les permite también mejorar el rol social, ya que pueden realizar con mayor frecuencia diversas actividades sociales.

“Tras la cirugía de cataratas, mi padre es un hombre nuevo”

La Dra. María Teresa Álvarez, oftalmólogo en Vissum, tuvo la oportunidad de operar de cataratas a su padre, que con 75 años de edad había pasado 35 años llevando gafas para todo. Además de cataratas, padecía hipermetropía y presbicia, pero al realizar la intervención colocando una lente avanzada, es totalmente un hombre nuevo.

Explica la especialista que ha podido observar de primera mano cómo ha mejorado considerablemente la calidad de vida de su padre, ahora puede leer, conducir o utilizar el móvil sin necesitar gafas para ver con nitidez, su vida ha cambiado completamente.

Ante los problemas de cataratas la única solución es la cirugía, si deseas más información sobre este tratamiento acude a una clínica especializada en cirugía ocular, donde médicos expertos te brindarán la mejor atención y resolverán todas tus dudas.

Vissum Corporación Oftalmológica

Vissum, Corporación Oftalmológica en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *