Microinjertos capilares femeninos vs. masculinos

Rate this post

Los microinjertos capilares no son un tratamiento exclusivo para hombres, las mujeres también pueden sufrir alopecia y, por lo tanto, también pueden recurrir a este tratamiento para darle solución.

A pesar de ser los hombres quienes más solicitan este tratamiento, se ha percibido un aumento en el número de mujeres que se someten a él, aunque las causas de pérdida de pelo y las técnicas que se aplican sean distintas en función del sexo del paciente.

Caída del pelo en hombres y en mujeres

Perder el pelo puede llegar a causar inseguridad y desequilibrio emocional tanto en hombres como en mujeres. A pesar de ser un problema que se presenta en ambos sexos, la alopecia en hombres está totalmente normalizada, mientras que cuando ocurre en mujeres, sigue causando sorpresa, llegando a estigmatizar a quienes la padecen.

Un dato importante que se debe conocer es que entre un 15% y un 20% de los tratamientos de microinjertos capilares se llevan a cabo en mujeres.

La caída del pelo en las mujeres suele deberse a desequilibrios hormonales, un descenso de estrógenos y un aumento de andrógenos, hormonas masculinas. También suele ocurrir tras el parto o al dejar el tratamiento anticonceptivo hormonal.

Otras de las causas son los problemas de la tiroides, ovarios poliquísticos, estrés, contaminación, o una mala alimentación. Además hay que tener en cuenta que las mujeres con antecedentes familiares son más propensas a la calvicie. Sin embargo, no todas pueden recurrir a los microinjertos para darle solución.

Además, en las mujeres la alopecia es más difusa, su cabello es más fino y la zona de pérdida de pelo es menor (la cabeza de las mujeres tiene menor tamaño que la de los hombres), lo que hace que la técnica a utilizar sea más compleja.

La alopecia en las mujeres está influida por un sistema hormonal más complejo, y a nivel de prevención es más difícil de manejar, por lo que los resultados del tratamiento de microinjertos capilares suelen ser más modestos que en los hombres.

Técnicas de microinjertos capilares

Existen dos métodos de microinjertos capilares tanto para hombres como para mujeres.

Técnica FUE

Consiste en extraer los folículos pilosos uno a uno, de forma mínimamente invasiva y sin que queden cicatrices en la zona.

Estas unidades se obtienen de la zona occipital o posterior de la cabeza, para luego ser implantadas en las áreas donde se presenta la pérdida de pelo.

Técnica FUSS

Se extrae una tia de 1 – 1,5 cm de cuero cabelludo de la nuca, una zona donde el pelo es más abundante y genéticamente nunca dejará de crecer.

Las unidades foliculares de esta tira se implantan en el área afectada por la alopecia.

Postoperatorio del microinjerto capilar

El postoperatorio suele ser sencillo e indoloro (o con muy poco dolor).

Después de tres días en reposo para drenar la anestesia, el cuarto día se realiza el primer lavado del cabello y en pocos días es posible retomar las actividades de la vida normal.

Si sufres de alopecia y quieres saber más sobre estas técnicas y cuál es la adecuada en tu caso, acude a una consulta especializada en microinjertos capilares, para recibir toda la información necesaria de la mano de profesionales cualificados.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia
Últimas entradas de Clínicas Dorsia (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *