Periimplantitis. Infección en la zona del implante dental

5.0
03

Los implantes dentales son la mejor solución ante la pérdida de piezas dentales, convirtiéndose en el mayor avance en el mundo de la odontología en las tres últimas décadas, pero es importante saber que requieren cuidados especiales, incluso más que la dentadura especial.

Al perder un diente se sustituye por uno artificial de porcelana, que se coloca sobre un tornillo metálico insertado en la cavidad bucal, esta zona puede infectarse produciendo inflamación en las encías, y en algunos casos es posible perder hueso maxilar. Esta inflamación alrededor del implante se conoce como periimplantitis.

Los pacientes con implantes dentales deben realizarse chequeos odontológicos de manera regular, especialmente los fumadores y aquellas personas que no se lavan los dientes con el rigor necesario.

Cuando aparece una infección en la zona donde se encuentra el implante dental, y se permite que esta avance, con el tiempo el implante terminará aflojándose, ya que el hueso de la mandíbula o del maxilar va reabsorbiéndose.

Es necesario limpiar y mantener los implantes de la misma forma que se hace con los dientes naturales, es decir, cepillándolos después de las comidas, utilizando hilo dental y enjuague bucal, y visitando al dentista de forma regular.

Síntomas de infección en el implante dental

La encía que rodea al implante presenta inflamación, si esta avanza comenzará a afectar al hueso maxilar.

Al inicio la molestia es leve, por esta razón cuando el paciente siente dolor es posible que la infección ya haya alcanzado el hueso de la mandíbula. Por eso son importantes las revisiones dentales periódicas. Es necesario actuar inmediatamente, ya que si no se recibe la atención pertinente, el problema empeora.

Si se trata de una mucositis, que es el estado más leve, el tratamiento será similar al de la gingivitis: limpiezas dentales realizadas por un profesional.

Cuando se trata de periimplantitis, que es el caso más grave, es necesario hacer limpiezas profundas, una cirugía resectiva o regenerativa, dependiendo del caso, o incluso la extracción del implante dental para limpiar la infección.

Criterios clínicos para diagnosticar periimplantitis

  • La mucosa que rodea el implante se presenta enrojecida.
  • Sangrado al sondaje que se lleva a cabo alrededor del implante.
  • Se realizará una radiografía para comprobar que se ha perdido hueso de soporte.
  • El paciente manifiesta dolor.
  • Movilidad del implante.

Causas de la periimplantitis

Especialmente se presentan dos causas que producen la periimplantitis:

  • La flora bacteriana presente en la boca y que puede ubicarse en la superficie del implante.
  • El estrés biomecánico generado al masticar, especialmente en los casos en los que el implante no ha sido colocado correctamente o en los que el paciente presenta una parafunción o apretamiento o una alteración de la oclusión o forma de morder

Factores de riesgo de la periimplantitis

Además de las causas mencionadas existen otros factores de riesgo que favorecen la aparición de la periimplantitis:

  • Tabaco.
  • Calidad ósea del hueso de soporte deficiente.
  • Mala higiene oral.
  • Tipo de superficie del implante.

Tratamiento de la periimplantitis

Esta patología puede llegar a causar la pérdida del implante dental.

Actualmente existen diversas alternativas de tratamiento para evitar la pérdida del implante, que se basan en lo que se conoce como desbridamiento subgingival o raspado subgingival. Se trata de separar el tejido gingival utilizando medios mecánicos o manuales, con el objetivo de eliminar la inflamación y restaurar el tejido.

Los estudios realizados indican que el tratamiento que ofrece los mejores resultados es el uso de antibióticos y la realización de un desbridamiento subgingival manual.

Tratamiento regenerativo de los defectos óseos

Se elimina el tejido de granulación con la finalidad de eliminar las bacterias causantes de infección. Reduciendo así también la inflamación.

Tratamiento de la superficie del implante

El objetivo de este tratamiento es la eliminación de la placa bacteriana acumulada.

Tratamiento de los defectos óseos

Se realiza un curetaje de las lesiones periapicales y se utilizan materiales para la sustitución del hueso dañado. De esta forma se impide que la enfermedad progrese.

Es importante realizar revisiones periódicas para comprobar el estado de los implantes y de los tejidos que le rodean.

 

Artículos relacionados

Un comentario sobre “Periimplantitis. Infección en la zona del implante dental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *