Postoperatorio y recuperación de un aumento de pecho

La mamoplastia de aumento o aumento mamario es una de las intervenciones por excelencia dentro del campo de la cirugía plástica. Se trata de un procedimiento quirúrgico cuyo objetivo es mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer.

Una de las primeras cosas en las que pensamos cuando decidimos someternos a una intervención de pecho, son las consecuencias que la operación pueda tener asociadas, y de cómo va a ser el postoperatorio. En este sentido, es totalmente normal preguntarse si va a ser doloroso, el tiempo que va a conllevar, cuándo vamos a poder volver a una vida normal…

¿La mamoplastia de aumento es una intervención segura?

Se trata de una de las intervenciones más realizadas, por lo que el procedimiento está totalmente depurado. Es una operación segura con uno de los mayores porcentajes de satisfacción y que, en manos de un profesional certificado, no debería suponer ningún tipo de riesgo para la paciente.

Hay que cerciorarse de la titulación del cirujano; no hay que tener miedo a la hora de solicitar el título. También es fundamental el hecho de no dejarse llevar por ofertas y tratamientos milagrosos.

Ahorrar en salud es muy peligroso, en estos temas el lema de “lo barato sale caro”, refleja fielmente de la realidad.

¿Duele la cirugía o el postoperatorio?

Gracias al desarrollo de nuevas técnicas de abordaje y de materiales quirúrgicos avanzados, se ha mejorado tanto en el control del dolor, como en los tiempos de recuperación.

Durante la intervención la paciente no siente nada, ya que el aumento de pecho se realiza bajo anestesia general y tiene una duración aproximada de entre 1 y 2 horas.

Durante la primera semana la paciente puede sentir sensación de fatiga y molestias derivadas de la inflamación y del vendaje opresivo o apósito de gasa (que se retirará a los 5 días).

Para mitigar el dolor similar a unas agujetas, el cirujano puede recetar analgésicos, así como antibióticos para prevenir una posible infección y hacer más llevadera la recuperación.

También es imprescindible emplear un sujetador quirúrgico postoperatorio durante las primeras 4 semanas tras la retirada del vendaje. Éste sujetador ayudará a fijar los resultados; también durante la noche para dormir (Habrá que tratar de dormir boca arriba durante el primer mes).

Hay que tener en cuenta que el cuerpo desarrolla durante el primer mes y medio una cápsula alrededor del implante que ayuda a que los resultados sean los adecuados.

¿Es necesario el ingreso hospitalario?

La paciente deberá permanecer en observación en el hospital una noche tas finalizar el aumento de pecho. Es importante acudir a las citas programadas por el cirujano para comprobar que el postoperatorio de aumento de pecho se desarrolla con normalidad.

¿Cuánto tiempo dura la recuperación del aumento de pecho?

En los primeros días es importante guardar cierto reposo. Ahora bien, a partir de la segunda semana ya se podrán retomar las actividades cotidianas con normalidad (entre los 10 y 14 días después de la cirugía). Esto incluye la vuelta al trabajo y las actividades habituales diarias.

De todas formas, es fundamental que la paciente sepa escuchar a su cuerpo y no le exija demasiado, que no fuerce la máquina. Es importante volver a la rutina diaria de forma progresiva, para que el cuerpo se vaya adaptando a la nueva situación.

¿Cuándo puedo volver a mi rutina de ejercicio intenso?

Hay que tener precaución a la hora de realizar ejercicios de intensidad elevada en la parte superior del tronco en los que estén implicados los brazos y los pectorales. Solemos recomendar esperar hasta pasadas 6 semanas de la intervención.

Si no se respetan estos tiempos se pueden desplazar las prótesis, aparecer hematomas y favorecer la aparición de dolor.

Dr. González-Fontana: especialista en aumento de pecho
Dr. González-Fontana en Masquemedicos

Dr. Ramón González-Fontana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *