Aumento de Pecho ¿Cuál es el tamaño ideal?

Un pecho bien desarrollado y formado es una característica fundamental que ayuda a potenciar el atractivo de la mujer. Cuando una mama no se desarrolla completamente o presenta problemas tanto en su forma como en su volumen, puede ocasionar falta de confianza en quien lo padece, baja autoestima y dificultades a la hora de entablar relaciones sociales y/o afectivas…

Por todo esto, no es extraño que la intervención de aumento de pecho se haya consolidado como una de las operaciones “estrella” en el campo de la cirugía plástica, estética y reparadora.

Es lo que se conoce en cirugía como una intervención “feliz”, ya que proporciona un cambio positivo en la personalidad del paciente intervenido.

En la mayoría de los casos, las pacientes que acuden a la consulta para realizarse un aumento de pecho, cuentan con la madurez suficiente como para saber qué es lo que realmente buscan a la hora de mejorar su propia imagen.

La elección del tamaño de las prótesis

Ahora bien, uno de los puntos más conflictivos en este tipo de intervenciones es la elección del tamaño del nuevo pecho.

Y es que es muy normal, que las mujeres acudan a la consulta con una idea preconcebida, o con imágenes a modo de ejemplo de amigas o famosas que, en muchas ocasiones, están muy alejadas de las posibilidades médicas y morfológicas de la paciente.

Gracias a la experiencia adquirida durante más de treinta años, podemos asegurar -sin miedo a equivocarnos- que cada mujer tiene un tamaño ideal de pecho que responde perfectamente a su estatura, a su anchura… en definitiva, a las proporciones armónicas de su cuerpo, ni más ni menos.

En cada mujer que cuenta con lo que podemos denominar como “pecho deficiente”, existe un hueco que la naturaleza no llenó por distintos problemas en el desarrollo mamario o que, como consecuencia de los embarazos, las lactancias y las fluctuaciones en el peso se vació.

Ese es el tamaño exacto de la prótesis que debemos implantar.

Por lo tanto, es misión del cirujano asesorar a la paciente y hacerle ver que la elección del implante no puede realizarse “a la carta”, ya que existe un espacio natural con unos límites bien definidos, que nos guía hacia el tamaño y la forma ideal del nuevo pecho.

¿Cómo conseguir el pecho de tamaño perfecto?

Para conseguir un pecho perfecto, lleno y natural habrá que rellenar ese espacio con una prótesis con el tamaño y la forma adecuada.

Para ello contamos con un sistema de probadores e implantes en el quirófano que nos permiten determinar el tamaño exacto del implante en cada mujer.

Déjate aconsejar sobre el volumen de tus implantes mamarios

En un aumento de pecho la prótesis se coloca por delante del músculo y por detrás de la glándula. Con esta ubicación se consiguen los resultados más naturales. Además, se suele apostar por los implantes de gel cohesivo de silicona con formas redondas, ya que garantizan una mayor naturalidad a la vista y al tacto.

Y con un futuro más tranquilizador, pues existiendo la posibilidad de rotación del implante, no varía la forma del pecho y su necesidad de reintervención, como puede suceder con los llamados “anatómicos” y que realmente son en forma de gota, con la carga mayor abajo.

Si la paciente desea más volumen y es medicamente posible se pueden emplear técnicas específicas, como colocación de expansores o descenso del surco submamario.

Eso sí, la paciente debe tener claro que este tipo de técnicas presenta dificultades asociadas, como un posible descolgamiento precoz de los tejidos, peso excesivo para la espalda, etc. Y hay que tener muy claro que hay toda una vida por delante.

El cirujano está en el deber de informar acerca de los riesgos que puede llevar asociados una determinada intervención y, en su caso, negarse a realizar aquellas operaciones que atenten contra la salud de la paciente.

Dr. Juan A. Mira: especialista en aumento de pecho
Dr. Juan Antonio Mira en Masquemedicos

Doctor Mira

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *