¿Puedo quedarme embarazada si tengo endometriosis?

La endometriosis puede afectar a la fertilidad, pero el embarazo no es un imposible.

Las estadísticas indican que entre el 30% y 50% de las mujeres que padecen esta enfermedad tendrán dificultades a la hora de lograr la gestación. Sin embargo, un diagnóstico precoz es de gran ayuda para que la paciente pueda tomar medidas como adelantar la maternidad o congelar sus óvulos.

Belén Moliner, responsable de la Unidad de Endometriosis del Instituto Bernabeu, destaca la importancia de dar visibilidad a esta enfermedad que afecta a una de cada 10 mujeres en edad fértil, y que aún así resulta desconocida para muchas.

¿Cómo afecta la endometriosis a la fertilidad?

Aún no se conoce del todo por qué la endometriosis afecta a la fertilidad y cómo lo hace.

Uno de los problemas principales es que existen diferentes tipos de endometriosis y con distintos niveles de gravedad.

Podríamos pensar que, a mayor gravedad, mayor probabilidad de infertilidad, pero los estudios en este sentido no son concluyentes.

Dependiendo de la paciente, las causas que afectan la fertilidad son distintas. Las teorías más aceptadas son las siguientes:

  • Disminución de la reserva ovárica
  • Mala calidad de los ovocitos
  • Distorsiones en el útero y contracciones anómalas del mismo
  • Alteraciones en la función y estructura de las trompas de falopio
  • Incapacidad del útero para formar un endometrio receptivo
  • Alteración del microbioma vaginal

Importancia de la detección precoz de la endometriosis en la fertilidad

Este crecimiento anormal del tejido del endometrio fuera del útero puede causar infertilidad en la mujer. La zona más frecuente donde este tejido se implanta es la zona ovárica. Detectar la endometriosis a tiempo permite que la mujer pueda tomar decisiones sobre su vida reproductiva, ya sea adelantar la maternidad o congelar sus óvulos.

Siete años es el tiempo que se suele tardar en diagnosticar la endometriosis, apunta la Doctora Moliner. Esto se une a la incomprensión que sufre la mujer durante los años previos al diagnóstico.

Unos dos millones de mujeres en España padecen endometriosis, sufriendo dolor durante la regla, y una importante reducción de su calidad de vida por los problemas que se asocian a esta.

La detección precoz permite mejorar la calidad de vida de la mujer. El tratamiento consiste en el uso de analgésicos y en los casos más graves, cirugía.

Sara logró ser madre con endometriosis

Desde los 11 años Sara sufría dolores insoportables cuando le venía la regla, al punto de tener que ir al centro de salud en busca de ayuda para aliviarlos. Junto al dolor aparecían además procesos de diarrea agudos y a veces episodios de desmayos.

El diagnóstico de endometriosis llegó más de una década después. Además, la suya no es la más habitual, está localizada en los intestinos, y se ha sometido a varias operaciones.

Sara quería ser madre, así que adelantó esta experiencia que en principio planeaba postergar hasta los 30 años.

Tras intentarlo de forma natural sin éxito, inició el tratamiento de Reproducción Asistida con la doctora Moliner en el Instituto Bernabeu. El primer paso fue la estimulación ovárica, consiguiendo óvulos de buena calidad. Seguidamente se sometió a una fecundación in vitro, logrando el embarazo deseado.

Sara, quien ahora tiene 28 años y es madre de un bebé de 2 años, reconoce que su endometriosis “ha mejorado algo gracias a su embarazo”. Con una sonrisa añade que “no tengo tiempo de saber si me duele o no”. La crianza de su hijo y el trabajo ocupan su tiempo y sus pensamientos.

“Me encuentro mucho mejor. El dolor menstrual es menor. Tengo síntomas y hay días que me encuentro mal, pero he ganado en calidad de vida. He pasado de tres pastillas para el dolor a tomar solo una. Antes había días que no podía levantarme de la cama”. A lo que añade: “yo digo que mi hijo me ha curado”.

“El parto fue un paseo porque era como mis dolores de regla”, explica. Además, apunta que el hecho de que pudiera ser vaginal ha favorecido en su mejoría. Sara envía un mensaje de esperanza a otras mujeres que, como ella, padecen endometriosis, a la alegría de tener a su hijo se suma el sentirse mejor.

Ha sido clave también la alimentación para que sus dolores fueran más llevaderos. En la Unidad de Endometriosis del Instituto Bernabeu, tienen muy en cuenta la endocrinología y nutrición como aspectos relevantes en el tratamiento de pacientes con endometriosis.

A pesar de que la endometriosis es muy común, Sara lamenta que ante la sociedad sea una enfermedad muy desconocida, y reivindica más investigación para mejorar la vida de las mujeres que sufren este dolor.

Es importante recordar que no es normal que la menstruación produzca dolor, cuando esto sucede es necesario comprobar qué es lo que no funciona correctamente.

Instituto Bernabeu, Medicina Reproductiva

Instituto Bernabeu, Medicina Reproductiva en Masquemedicos

Instituto Bernabeu Medicina Reproductiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *