¿Qué cuidados se aconsejan tras el tratamiento de las varices?

Los cuidados después de realizar el tratamiento de las varices, son fundamentales para garantizar una recuperación completa y satisfactoria.

Las varices son un problema frecuente, que va más allá de lo meramente estético. Se trata de venas que se dilatan por una acumulación anormal de sangre, provocando dolor.

El problema de las varices puede ser tratado mediante diferentes métodos, que logran eliminarlas y reducir la sensación de cansancio que producen en las piernas, como si hubieras realizado un gran recorrido caminando o hubieras estado de pie largas horas.

¿Qué hacer después de someterse a un tratamiento para las varices?

Después de realizar el tratamiento de las varices, es necesario realizar una serie de cuidados, y seguir ciertas indicaciones para que la recuperación se lleve a cabo adecuadamente:

  • Aplicar bolsas frías (sin congelar) en la zona tratada para reducir la inflamación y aliviar el malestar. Se recomienda humedecer gasas en agua y colocarlas en bolsas de plástico. Cada 20 minutos debe cambiará las bolsas de sitio. No es recomendable el uso de bolsas de hielo químicas con una temperatura por debajo de los 4°.
  • Evitar traumatismos en la zona donde se ha realizado el tratamiento, en los 4 o 5 días posteriores. No darse baños calientes, ni hacer ejercicios de aeróbic, ni masajes en la zona tratada, etc.
  • Utilizar protector solar de factor alto y evitar la exposición al sol durante el mes siguiente al tratamiento.
  • Se recomienda no realizar deportes bruscos como correr o saltar.
  • Evitar el consumo de aspirinas en los 2 o 3 días siguientes al tratamiento.
  • Utilizar medias de compresión 20-30 mm durante 3 o 4 días.
  • La aplicación de gel de aloe vera en la zona tratada durante varios días, ayuda a que el enrojecimiento desaparezca.
  • Un día después del tratamiento se recomienda dar paseos de una hora, descansando cuando sea necesario. Al día siguiente repetir el paseo de una hora en la mañana y en la tarde, en el tercer día andar una hora en la mañana, al mediodía y en la tarde.
  • Pasada una semana es posible retomar las actividades habituales en función de las molestias que presente.

Durante las primeras semanas tras el tratamiento de las varices la temperatura del miembro tratado suele aumentar, y pueden aparecer hematomas, y notar tirantez al andar e hinchazón en los pies. Por eso es ideal realizar la intervención antes de que llegue el calor.

Es necesario seguir las indicaciones del médico al pie de la letra para lograr una recuperación completa y exitosa.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedico

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *