Radiofrecuencia y mesoterapia con ácido hialurónico para combatir la flacidez

Con el paso del tiempo la piel del rostro y el cuello va perdiendo su firmeza. Para combatir la flacidez en esta zona uno de los mejores tratamientos es la combinación de radiofrecuencia facial y mesoterapia con ácido hialurónico. Los resultados son excelentes, logrando redefinir el óvalo facial definiendo mejor las formas del rostro y dando un aspecto más joven.

El primer paso para realizar estos tratamientos, que deben llevarse a cabo de la mano de un profesional en una clínica especializada en medicina estética, es el diagnóstico de la piel del rostro, para conocer las necesidades de la piel del paciente.

A continuación explicamos en qué consisten los tratamientos de radiofrecuencia y mesoterapia con ácido hialurónico para combatir la flacidez facial.

Radiofrecuencia para eliminar la flacidez en el rostro

Gracias a la radiofrecuencia es posible acceder a las capas más profundas de la dermis, y atravesarla sin causar daños, estimulando la producción de colágeno y mejorando la elasticidad de la piel. Se corrige la textura de la piel, la flacidez y el volumen, y se estimulan los fibroblastos mediante calor intradérmico, haciendo que los efectos sean más duraderos.

Serán necesarias 3 sesiones de radiofrecuencia, de 30 minutos cada una, para observar el efecto rejuvenecedor de este tratamiento. Entre cada sesión deben transcurrir 4 semanas, para que la piel pueda generar más colágeno.

Mesoterapia con ácido hialurónico para tensar la piel

El tratamiento de mesoterapia facial consiste en la infiltración de un cocktail de ácido hialurónico reticulado y vitaminas en la piel del rostro, mediando leves pinchazos, con el fin de que el producto penetre de forma óptima, y su actuación sea más eficaz. El resultado es una piel más joven, hidratada y luminosa, ya que el ácido hialurónico reticulado favorece la creación de colágeno y elastina.

Se recomienda realizar 3 sesiones, de 30 minutos de duración, una vez al mes. Los resultados son visibles en 36 – 48 horas tras la infiltración.

Con la combinación de estos dos tratamientos el efecto anti flacidez es excelente, logrando que la piel luzca más tersa, hidratada, luminosa y joven. Por supuesto, ambos tratamientos deben llevarse a cabo en una clínica especializada en medicina estética, y por profesionales expertos en esta área.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *