Reducción de la nariz ancha

Una punta demasiado bulbosa y pesada, un dorso ancho, unos orificios nasales más grandes de lo habitual, una desproporción entre la anchura y la proyección… pueden hacer que la nariz no guarde equilibrio y armonía con el resto de los rasgos faciales.

Existen diferentes técnicas de rinoplastia destinadas para modelar la nariz, tales como la reducción de nariz ancha que ayudan a conseguir resultados verdaderamente significativos.

Para entender cómo reducir una nariz ancha es fundamental conocer la estructura de la nariz.

La nariz está constituida por un esqueleto óseo y un esqueleto cartilaginoso, que le proporcionan su estructura piramidal.

  • El esqueleto óseo se sitúa en la parte superior, y está formado por los huesos propios de la nariz.
  • El esqueleto cartilaginoso se encuentra en la parte inferior y lo forman los cartílagos alares y laterales.
  • En medio de la nariz se ubica el tabique nasal, formado por cartílago y hueso.

Reducción de la nariz ancha: tratamientos

Reducción de las fosas nasales

Los cánones de belleza clásicos establecen que la anchura de la nariz debe ser igual a la distancia que existe entre la parte interna de los ojos.

Cuando las alas de la nariz sobrepasan esa distancia se considera que la nariz es demasiado ancha y es conveniente cerrar las alas o su base.

  • Para reducir la anchura y la longitud de las alas de la nariz se elimina una pequeña “cuña” de piel lateral de las mismas.
  • Las incisiones, de unos 5 milímetros, se realizan en el surco que existe entre la mejilla y el ala nasal. El objetivo es que la cicatriz quede totalmente escondida.
  • Las molestias postoperatorias son prácticamente nulas.
  • Es importante mantener un apósito por tres días y evitar la exposición solar.
  • Los resultados son inmediatos, consiguiendo un estrechamiento de las alas nasales y mejorando el equilibrio de las proporciones en el tercio inferior nasal.

Cirugía de nariz con punta bulbosa

La punta de la nariz es uno de los aspectos más delicados a la hora de realizar una rinoplastia.

La nariz bulbosa es aquella en la que los cartílagos alares, que son los que dan forma a la punta, son más grandes de lo normal, creando una punta grande, ancha y redondeada.

Para abordar la punta ancha el cirujano debe transformar el cartílago que está debajo de la nariz, mediante una rinoplastia que permite realizar el tallado preciso del cartílago sobrante. Las aristas de los alares también pueden redefinirse.

Cirugía de nariz con punta desigual

Algunas personas pueden tener uno de los lados de la punta de la nariz diferente al otro. Es decir, un lado puede ser más grande, más pequeño, puede estar situado a diferente altura, puede contar con un orificio nasal ligeramente modificado. Estas irregularidades pueden ser fruto de lesiones o deberse a algún factor genético.

Para corregir la punta desigual se interviene el cartílago que está ubicado debajo de la punta de la nariz, con el objetivo de dotarla de simetría.

Osteotomía

Cuando el paciente cuenta con un hueso ancho se realiza una osteotomía, que implica la aproximación de los huesos nasales para estrechar la nariz o corregir una desviación de la misma.

Falta de proyección de la nariz

Cuando el paciente cuenta con una nariz con poca proyección, el efecto óptico puede dar lugar a una nariz ancha.

Para aumentar su proyección se suele emplear algún injerto. En una rinoplastia con injerto es aconsejable usar siempre tejidos del propio paciente. El motivo es que los injertos autólogos son totalmente compatibles y el riesgo de rechazo es prácticamente nulo.

Uso de injertos espaciadores

Para ensanchar la nariz también se pueden emplear tiras de cartílago entre el tabique y los cartílagos laterales superiores.

Otro día hablaremos del tabique y sus funciones.

Dr. Juan A. Mira: experto en rinoplastias
Doctor Mira en Masquemedicos

4 comentarios en “Reducción de la nariz ancha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *