Sangrado de implantación en tratamientos de reproducción asistida

5/5 - (2 votos)

En el principio del embarazo, durante los primeros días después de la transferencia embrionaria en un tratamiento de reproducción asistida, algunas mujeres experimentan nuevas sensaciones en su cuerpo, entre ellas se encuentra el sangrado de implantación.

Este sangrado no debe producir preocupación, pero siempre genera muchas dudas, ya que suele presentarse cuando la mujer esperaría tener la menstruación.

¿Cómo es el sangrado de implantación?

Se trata de un sangrado escaso, de color oscuro, que se presenta, tal como explicamos anteriormente, en los días posteriores a la transferencia del embrión.

El sangrado de implantación se detiene por sí solo al cabo de unos días. De esta forma podemos diferenciarlo fácilmente de la menstruación, ya que esta es más abundante y de un color rojo intenso.

¿Por qué aparece el sangrado de implantación?

El último paso en un tratamiento de reproducción asistida es el momento en el que se introduce el blastocisto en el útero de la madre.

El blastocisto es un embrión que se ha desarrollado durante 5 días, con un tamaño de 200 micras, y unas 150-200 células.

Uno o dos días después de la transferencia comenzará la implantación del embrión, donde se asocia una mejor sincronización entre este y el endometrio.

En el momento de la implantación se puede producir la rotura de algunos vasos sanguíneos en las paredes del útero y, en consecuencia, un sangrado de color oscuro.

Otros síntomas que acompañan al sangrado de implantación

Durante la implantación del embrión pueden aparecer otros síntomas y cambios en el cuerpo, tales como:

  • Sensibilidad en los senos.
  • Alteración en la temperatura basal.
  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar.
  • Cansancio.

Estos síntomas son totalmente normales durante las primeras semanas de embarazo.

¿Siempre se presenta sangrado leve durante la implantación del embrión?

No siempre, algunas mujeres no tienen sangrado de implantación, y otras presentan un sangrado más abundante, que pueden confundir con la menstruación.

Cuando esto ocurre puede que la mujer no se dé cuenta de que está embarazada, generando confusión en el momento de determinar la fecha del parto.

Es importante que las mujeres que se sometan a un tratamiento de reproducción asistida, además de estar informadas de que el sangrado de implantación es totalmente normal, sepan que si este continúa tras la confirmación de la beta HCG, se debe acudir al especialista para comprobar que no se trate de una amenaza de aborto, o aborto bioquímico. En este caso el sangrado será mucho más abundante.

Si deseas más información sobre los tratamientos de reproducción asistida, acude a una clínica especializada, donde te explicarán todo el proceso, y podrán determinar tus posibilidades de tener un hijo.

Ovoclinic, centros de Reproducción Asistida

Ovoclinic en Masquemedicos

Ovoclinic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.