Vivir para siempre, ¿Una forma de enfocar la vida? ¿Un deseo? ¿Un pensamiento angustioso?

5 (100%) 1 vote[s]

Vivir para siempre, ¿Una forma de enfocar la vida? ¿Un deseo? ¿Un pensamiento angustioso? Este es el título de la película que os vamos a recomendar hoy en nuestro viernes de cine. Una película del 2010 dirigida por Gustavo Ron que adapto el guion del libro de Sally Nicholls.

La película nos presenta la vida desde el punto de vista de Sam, un niño de 12 años que se hace muchas preguntas, al que le encanta la fantasía y quiere saberlo todo del mundo de los adolescentes y los adultos. Sobre todo tiene una gran inquietud de experimentar, de sentir, de vivir, porque padece una dura enfermedad, leucemia y tiene miedo a no poder llegar a tiempo. También busca respuestas sobre la muerte sobre la que los adultos no le dicen más que ambigüedades.

Para paliar su inquietud decide empezar a escribir un diario donde dejar reflejada su investigación sobre la vida, que también intercala con videos y otros recursos. Es complicado que las preguntas que se hace Sam puedan llegar a todo el mundo porque cuando la enfermedad no te ha tocado de cerca o no has contactado con ella alrededor a veces las vemos demasiado filosóficas ¿Qué hay después de la muerte? ¿Se puede morir sin sufrir? ¿Cuándo uno se muere está solo mentalmente?

Cuando buscamos en Google preguntas como “Habilidades personales para afrontar la muerte” suele llevarnos a cómo procesar el duelo, como afrontar la pérdida pero habitualmente es la pérdida del otro. ¿Qué habilidades deberíamos de tener para afrontar un destino como el de Sam? Quizá en la película encontremos alguna respuesta y muchas veces los niños se comportan con más aplomo y madurez que nosotros los adultos ante la enfermedad.

Desde España han colaborado en esta  producción con Reino Unido aunque se ha rodado en inglés pero los escenarios son de ambos países y la interpretación del guion también ha tenido en cuenta el enfoque latino.

Sam dice en algún momento de la película “Hay cosas que son perfectas del principio al fin” y como he leído en alguna reseña cada uno piensa en las suyas o detecta cuales son. ¿Os atrevéis a pensarlo?

Vivir para siempre, desde hoy es disfrutar de lo que tenemos y del rastro que podemos dejar. Buen fin de semana.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *