Xerostomía o sequedad en la boca: causas y consejos para reducir sus efectos

La xerostomía es la reducción de producción de saliva causando sequedad en la boca. Se trata de un problema que afecta al 10% de la población y es más común en las personas de la tercera edad, aunque también puede presentarse en los jóvenes. Conlleva a diversas alteraciones como caries o gingivitis, afectando la calidad de vida de quienes la padecen.

En muchos casos la sensación de sequedad bucal viene acompañada de mal sabor de boca, dificultad para masticar y tragar, mal aliento, sensación de ardor y otras lesiones a nivel de la mucosa oral, como aftas o candidiasis.

Consecuencias de la xerostomía o sequedad bucal

La saliva ayuda a la eliminación de restos de alimentos en la boca, además ayuda a las funciones antimicrobianas y digestivas, por lo que cuando la producción de saliva disminuye y la boca se seca, la higiene bucal se dificulta y las bacterias o son arrastradas por la saliva y el riesgo de sufrir caries y/o gingivitis aumenta.

Además, la xerostomía suele producir mal aliento, dolor de garganta, garganta seca, y cambios en el sentido del gusto.

Otra de las consecuencias es que la lengua se seca y pueden aparecen surcos en ella. También pueden presentarse dificultades para masticar, hablar y tragar.

Las personas con dentaduras postizas, pueden tener problemas para poder utilizarlas.

Causas de la xerostomía

La edad es uno de los factores que influyen en la reducción de la producción de saliva, ya que se manifiesta más en las personas mayores que en los jóvenes, pero no es la única causa del mal funcionamiento de las glándulas salivales, es posible que este problema se produzca por:

  • Medicamentos como antidepresivos, antiinflamatorios o antibacterianos, así como algunos antihistamínicos, descongestionantes, relajantes musculares y analgésicos, que pueden tener entre sus efectos secundarios la sequedad bucal.
  • Medicamentos utilizados en la quimioterapia, que pueden modificar la naturaleza de la saliva y la cantidad producida, generalmente de forma temporal
  • Tratamientos con radioterapia en la cabeza y el cuello, que pueden causar daños en las glándulas salivales, temporales o permanentes, en función de la dosis de radiación y la zona tratada.
  • Otras patologías como: diabetes, accidentes cerebrovasculares, candidiasis en la boca, Alzheimer, así como enfermedades autoinmunitarias, como el síndrome de Sjögren o el VIH y SIDA.
  • Consumo de tabaco y alcohol, que puede provocar un aumento de los síntomas de la sequedad bucal.
  • Consumo de drogas como marihuana o metanfetaminas, también puede provocar sequedad en la boca.

La sequedad bucal también puede aparecer a causa de la deshidratación, o al respirar por la boca o roncar mientras dormimos.

¿Cómo reducir los efectos de la xerostomía?

El tratamiento de la xerostomía dependerá de su causa. Pero es posible poner en práctica algunos consejos para aliviar la sequedad bucal:

  • Hidratas la boca bebiendo agua constantemente
  • Mantener una buena higiene bucal
  • No utilizar enjuagues bucales que contengan alcohol, ya que pueden ser astringentes
  • Disminuir el consumo de café
  • Masticar chicle sin azúcar o chupar caramelos sin azúcar para estimular la producción de saliva
  • Respirar por la nariz, no por la boca
  • Utilizar un humidificador por la noche para humedecer el aire

Si sufres de sequedad bucal, es recomendable que acudas a un especialista, para determinar si este problema se debe al padecimiento de alguna enfermedad que pudiera estar provocándolo. Así mismo, debes acudir al odontólogo para prevenir las consecuencias de la xerostomía en tu salud bucodental.

DeltaDent Clínica Odontológica

DeltaDent Clínica Odontológica en Masquemedicos

Clínica Odontológica DeltaDent

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *