8 riesgos de una fecundación in vitro (FIV)

Rate this post

Cuando vas a iniciar un tratamiento de fertilidad te pueden surgir múltiples preguntas. Si estás pensando en una fecundación in vitro (FIV), seguro que te preguntarás por los riesgos asociados. La Fecundación In Vitro a pesar de ser uno de los métodos de reproducción asistida más utilizados, y contar con una alta tasa de embarazos conseguidos, también es un procedimiento complejo que puede conllevar algunos riesgos.

A continuación, conoce los principales riesgos o complicaciones asociados a la fecundación in vitro de manera detallada.

Embarazo múltiple

El embarazo múltiple está relacionado con la edad de la mujer, el número de embriones transferidos al útero y la calidad de los mismos. En términos generales lo recomendable es transferir 1 o 2 embriones y en estos casos la probabilidad de gestación gemelar es inferior al 15%.

Para minimizar el riesgo de embarazo múltiple podemos transferir un solo embrión, pero han de conocer la posibilidad de que éste único embrión se pueda dividir después de la transferencia al útero y tengamos así mismo una gestación doble (aunque esta circunstancia se da en muy pocas ocasiones).

Síndrome de Hiperestimulación ovárica

El ocasiones la respuesta al tratamiento hormonal es excesiva, crecen un gran número de folículos y aumenta considerablemente el tamaño de los ovarios. Se clasifica en leve, moderada y grave, siendo ésta última excepcional (menos de un 2% de los casos).

Los casos graves se caracterizan por un acúmulo de líquido en el abdomen e incluso en el tórax, así como alteraciones en la función renal y/o hepática. En casos críticos se puede asociar a insuficiencia respiratoria y alteraciones en la coagulación sanguínea. Puede precisar hospitalización y tratamiento médico-quirúrgico y sólo excepcionalmente, se hace aconsejable la interrupción del embarazo en caso de que lo hubiera.

Aunque le informamos de que esta complicación es posible, afortunadamente es poco frecuente ya que disponemos de tratamientos para poder evitarla en la mayoría de las ocasiones, sólo hay una circunstancia que no siempre se puede prevenir y es aquella en la cual la hiperestimulación se debe a que la paciente se ha quedado embarazada, ya que habrá sido provocada por la hormona que se produce en el organismo femenino cuando la paciente ha quedado gestante.

Embarazo ectópico

Consiste en la implantación del embarazo fuera del útero, habitualmente en las trompas. Excepcionalmente puede coexistir con un embarazo situado en el útero. Ocurre en un 3% de los casos.

Aborto

Su frecuencia es discretamente superior a la observada en embarazos espontáneos: un 15%.

La edad materna avanzada, el consumo de tabaco y el sobrepeso importante disminuyen las posibilidades de gestación y aumentan el riesgo de aborto y las complicaciones del embarazo en el caso de que este siguiera adelante.

Defectos congénitos y alteraciones cromosómicas de los hijos

Los datos actuales sugieren que en los niños nacidos tras FIV puede incrementarse “ligeramente” el riesgo de anomalías congénitas y cromosómicas, sin que se haya podido establecer con exactitud la causa de este ligero aumento. Por ello aconsejamos la realización de pruebas de diagnóstico prenatal en caso de gestación.

En algunos casos de factor masculino severo, el niño nacido podría heredar la esterilidad de su progenitor, por lo que debería recurrir también a una técnica de reproducción asistida cuando desee procrear.

Riesgos de trasmisión de enfermedades de padres a hijos

Ninguno de los miembros de la pareja ha reconocido padecer enfermedades trasmisibles, ya que en otro caso habría que valorar previamente al tratamiento de FIV, la aplicación de la técnica de DGP (Diagnóstico Genético Preimplantacional) para establecer si es evitable trasmitir la enfermedad a la descendencia.

Otros riesgos y complicaciones de la fecundación in vitro

Excepcionalmente pueden ocurrir:

  • Intolerancia a la medicación
  • Infección genital
  • Hemorragia por punción accidental en los vasos sanguíneos
  • Punción de un asa intestinal o de otras estructuras
  • Torsión ovárica
  • Cancelación del tratamiento por falta de respuesta a la medicación o por riesgo de hiperestimulación
  • No obtener óvulos durante la punción
  • No poder realizar transferencia de embriones por: óvulos inmaduros o en mal estado, falta de fecundación, no obtener embriones normales o viables, imposibilidad física de transferir los embriones al útero.

Dra. Irene Matarranz Pascual, especialista en ginecología y reproducción asistida

Dra. Irene Matarranz Pascual en Masquemedicos

Irene Matarranz Pascual
Últimas entradas de Irene Matarranz Pascual (ver todo)

Un comentario en «8 riesgos de una fecundación in vitro (FIV)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *