Alimentos para combatir el estrés oxidativo

Cuando se presenta en el organismo un exceso de oxidación, estamos ante un problema de estrés oxidativo. Este puede estar asociado a enfermedades como el envejecimiento, arteriosclerosis, cataratas o cáncer.

Existen algunos alimentos ricos en sustancias antioxidantes que pueden prevenir, o al menos reducir el deterioro funcional orgánico que se produce como consecuencia del estrés oxidativo.

¿Qué debes comer para evitar el estrés oxidativo?

Nuestro cuerpo cuenta con antioxidantes naturales, pero con el paso del tiempo estos van perdiendo su efectividad, y es necesario un aporte extra en nuestra alimentación.

La vitamina A, C, E, zinc, selenio, luteína, betacarotenos, licopeno… son solo algunos de los antioxidantes que se encuentran en los alimentos. Estos son los que debes añadir a tu dieta:

Aceite de oliva virgen

Rico en hidroxitirosol y vitamina E. Aportan beneficios frente a diversas enfermedades crónicas, y reduce los radicales libres en un mayor nivel que el té verde o la coenzima Q10.

Se recomiendo tomar dos cucharadas soperas de aceite de oliva crudo cada día.

Almendras, nueces, avellanas…

Son una buena fuente de fibra, potasio omega 3, omega 6 y antioxidantes como la quercetina, que ayudan a cuidar la salud cardiovascular, y regular el colesterol.

Para disfrutar de sus beneficios se recomienda consumir unos 30 gramos al día.

Arándanos, moras, ciruelas…

Los frutos rojos son un snack saludable, rico en antioxidantes como las chalconas, flaavonas y antocinaninas, vitamina C, bra y minerales, que ayudan a prevenir la hipertensión arterial y las infecciones como la cistitis.

Garbanzos, frijoles, guisantes…

Contienen fibra, hierro y potasio, y ayudan a reducir el colesterol, la presión arterial, mejorar la salud cardíaca y controlar el peso.

Brócoli

Rico en vitamina C, sulforafano, glucosinolatos, entre otros. Su consumo habitual, se asocia con un menor riesgo de sufrir algunos tipos de cánceres, diabetes, y enfermedad coronaria. Además ayuda a mejorar la memoria.

Tomate

Contiene licopeno, y es rico en vitamina A y vitamina C. Se asocia con una reducción de la acumulación de lípidos en la sangre, reduciendo el nivel de colesterol.

Ajo

Contiene alina, quercitina y otros antioxidantes, además es un excelente antiinflamatorio,y se asocia a una posible disminución del riesgo de sufrir osteoporosis. Además aporta beneficios ante el cáncer, la diabetes y la hipercolesterolemia. Para una mayor efectividad se recomienda consumirlo crudo.

Uvas rojas y vino tinto

Compuestos como el resveratrol, estilbenos y otros flavonoides, se encuentran principalmente en las uvas rojas. Estos ayudan a retrasar el envejecimiento celular, reducir el colesterol, y el pico de glucosa tras las comidas.

Chocolate negro

La recomendación es consumir entre 15 y 20 gramos de chocolate negro al 80%, sin azúcares añadidos. Contiene antioxidantes y compuestos flavonoides que favorecen la memoria, y previenen enfermedades cardiovasculares.
Canela

Tomar un gramo de canela al día mejora la sensibilidad a la insulina, y reduce el colesterol y triglicéridos. Gracias a su alto contenido de polifenoles como las procianidinas, los taninos, la cumarina, o el ácido cinámico, entre otros.

Para mantener una correcta alimentación y prevenir el estrés oxidativo, acudir a un nutricionista puede ser de grana ayuda. Evaluará tu caso en particular y te dará las recomendaciones necesarias, para mejorar tu dieta y tu calidad de vida.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *