Asimetría mamaria: Corrige las diferencias entre un seno y otro

La asimetría entre las mamas es un defecto que puede considerarse como “natural”. No en vano, si hiciésemos una fotografía del cuerpo de cualquier persona y comparásemos en profundidad la mitad izquierda con la mitad derecha, nos daríamos cuenta de que nuestra anatomía no guarda una simetría perfecta en lo referente a sus proporciones.

La mama no es ajena a esta desproporción, es más, la mayoría de las mujeres cuentan con cierto grado de asimetría mamaria, ya sea porque sus pechos tienen diferentes tamaños, formas, o porque tanto los senos como los pezones se encuentran a diferente altura.

La asimetría de la mama se produce debido a que los factores que influyen en el desarrollo del pecho de la mujer son tan complejos y cuentan con tantas variables en juego que acabar con una simetría absoluta sería prácticamente un milagro.

También hay que tener en cuenta otros factores que afectan a la simetría, el tamaño y la forma del pecho, como el proceso de envejecimiento, los cambios físicos que conlleva el embarazo y la lactancia, las variaciones bruscas en el peso, distintas enfermedades…

Habitualmente esta desproporción no es apreciable para el ojo humano, por lo que la mayoría de las asimetrías mamarias no suponen ningún problema ni físico ni estético; ahora bien, un 15 por ciento de los casos sí que requieren de la cirugía como solución única, segura y definitiva para corregir las variaciones entre los senos.

Causas y tipos de asimetrías mamarias

  • Asimetrías en la caja torácica, que es la base de asiento de las mamas.
  • Malformaciones en la musculatura pectoral.
  • Malformaciones congénitas de la mama.
  • Desarrollo desigual de las glándulas mamarias.
  • Diferencias de diámetro, forma… del complejo areola/pezón.
  • Asimetrías causadas por el componente graso de la mama.
  • Problemas en la elasticidad de los tejidos y la piel fruto del embarazo, envejecimiento, variaciones en el peso…

¿Cómo es la intervención?

En primer lugar, hay que examinar en profundidad a la paciente y determinar si la asimetría se debe a la diferencia de volumen o tamaño entre las dos mamas, o a la diferencia que existe entre el tamaño y/o la forma del complejo que forman la areola y el pezón.

A la hora de establecer una intervención hay que remarcar que no existe una técnica única para corregir la asimetría mamaria, cada paciente es un mundo y cada mama exige un procedimiento personalizado.

El tipo de intervención vendrá determinado por las características físicas de la paciente, por las posibilidades médicas y por el grado de diferencia existente entre las mamas.

Habitualmente la asimetría mamaria puede solucionarse con un aumento mamario empleando prótesis mamarias en uno o los dos pechos, es decir, puede aumentarse el seno más pequeño para igualarlo con el más grande o emplear prótesis en ambos pechos para conseguir un aspecto simétrico y natural.

En otros casos la paciente puede preferir una reducción mamaria, reduciendo el tamaño y el volumen de la mama que sea más grande.

Cuando la diferencia viene dada por la asimetría en el complejo areola/pezón, puede realizarse un levantamiento de pecho en una o ambas mamas cuando el pezón está demasiado bajo, reducir el tamaño de una o ambas areolas, o minimizar la prominencia de las areolas de la paciente cuando estas se encuentran abovedadas y elevadas.

En la mayoría de las ocasiones la cirugía de corrección de las mamas asimétricas requiere de la combinación de varias técnicas. Puede intervenirse tanto la mama como la areola y el pezón. El procedimiento suele durar de una o cuatro horas, dependiendo de las técnicas utilizadas para solucionar el problema.

Dr. Moltó, especialista en cirugía de mamas tuberosas
Dr. Moltó en Masquemedicos

Dr. Roberto Moltó García
Últimas entradas de Dr. Roberto Moltó García (ver todo)

Un comentario en «Asimetría mamaria: Corrige las diferencias entre un seno y otro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *