Aumento de pecho y ejercicio físico

Una de las preocupaciones de las pacientes operadas de aumento de pecho es cuando volver a su rutina diaria; de hecho, una de las preguntas más frecuentes es:

¿Cuándo podré volver a hacer ejercicio tras la operación?

Tras cualquier intervención de pecho el cuerpo necesita de un tiempo de reposo para recuperarse correctamente y adaptarse a su nueva forma. No hay una norma ni unos plazos exactos.

Es importante escuchar al cirujano y al propio cuerpo y no precipitarse. Saber esperar es clave para tener una recuperación perfecta y no poner en peligro el proceso de recuperación en el postoperatorio es parte del resultado de la intervención, un buen postoperatorio siempre da un mejor resultado.

¿Por qué no se debe realizar ejercicio de alta intensidad tras una operación de senos?

Hacer ejercicio con los brazos demasiado pronto, o demasiado intenso o de forma agresiva tras la cirugía puede retrasar el proceso de recuperación.

Las pacientes deben evitar correr, realizar ejercicios de crossfit, entrenamientos de intervalos de alta intensidad, bailes aeróbicos, practicar deportes como el tenis o el fútbol, montar a caballo… al menos, durante unas seis semanas tras la cirugía.

Hay que tener en cuenta que el tejido alrededor de los senos necesita sanar para evitar complicaciones como puede ser el encapsulamiento mamario. El ejercicio intenso puede causar que el tejido cicatricial constriña la cápsula del implante, causando presión y endurecimiento.

Además, los ejercicios que supongan mucho movimiento pueden provocar que los implantes mamarios se desplacen fuera de su cápsula, creando un aspecto desequilibrado y/o distorsionado del pecho. El desplazamiento o movimiento del implante mamario puede resultar en una cirugía de revisión mamaria.

También es fundamental seguir las indicaciones del cirujano y utilizar sostenes deportivos y prendas postoperatorias adecuadas.

El tiempo de reposo relativo también está condicionado por el estado de salud de la paciente, por sus hábitos alimentarios, por el cumplimiento de las instrucciones postoperatorias, por el tamaño de los implantes mamarios y el estado de la piel, así como también por el tipo de colocación de los implantes.

Ejercicio de baja intensidad

Cualquier tipo de movimiento después de la cirugía y durante el postoperatorio puede afectar al pecho. Los estiramientos suaves, el yoga, el pilates… son ejercicios de baja intensidad que suelen ser menos peligrosos que los mencionados anteriormente, pero también pueden, especialmente si la carga de trabajo se centra en la parte superior del cuerpo, pueden alterar el resultado de la intervención.

La paciente debe tener juicio propio y no ir más allá de su nivel de comodidad realizando un postoperatorio adecuado.

Se recomienda un mínimo de 4 semanas de recuperación total para poder regresar a este tipo de actividades. No hay que apresurarse y querer realizar actividades normales demasiado pronto.

Dr. González-Fontana: cirujano experto en aumento de mamas
Dr. González-Fontana en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *