¿Cómo detectar el acoso en redes hacia tu hija?

Un 60% de las niñas y jóvenes sufren o han sufrido acoso online, solo por ser niñas. El acoso en muchos casos ocurre por su raza u orientación sexual, en otros por tener una discapacidad, o incluso por expresar sus ideas abiertamente. Muchas de estas niñas han llegado a temer por su integridad física a causa de las graves amenazas recibidas.

Las agresiones van desde mensajes explícitos, imágenes sexuales, ciberacoso, insultos, humillaciones, burlas, hasta amenazas de violencia física y sexual.

A pesar de la situación muchas veces las niñas guardan silencio por miedo o vergüenza, y muchos padres se preguntan cómo pueden detectar si sus hijas están sufriendo este tipo de acoso. Pilar Conde, Directora Técnica de Clínicas Origen, comparte algunas claves.

Detectar el ciberacoso hacia las niñas y jóvenes

Los cambios en el estado de ánimo de una niña o joven que sufre acoso son clave para detectar este problema. Los problemas de sueño y/o alimentación también son un indicador de que algo ocurre.

También podemos fijarnos en el número de publicaciones y el uso que le da a sus redes sociales, y si mantiene el contacto con sus amigos.

Detectar el ciberacoso es más difícil para los padres que no tienen acceso a las redes sociales de sus hijas. A medida que los jóvenes crecen, limitan el acceso de sus padres a sus redes, y obligarlos no es una buena opción, ya que puede resultar nocivo.

Es conveniente acudir al centro educativo para saber si han detectado comportamientos inusuales en ella, pero lo más importante es hablar con la niña directamente. Si ella se cierra y no desea compartir información sobre lo que ocurre, la mejor opción es acudir a un profesional de la psicología.

El apoyo de la familia es clave para descubrir si la niña sufre acoso

Al hablar con las hijas es importante crear un ambiente de confianza y apoyo, con mensajes que le recuerden que puede contar con su familia, que puede hablar con ellos sobre lo que sucede, y que van a estar a su lado para enfrentar esa situación.

En la adolescencia el pedir ayuda puede ser más difícil, por eso los padres deben insistir, recordemos que aún no son adultas.

Al hablar con ellas es importante recordar que existen prácticas que se realizan, como el envío de imágenes de contenido sexual, y decirles que esto no provocará un enfado, que estas prácticas conllevan un riesgo, y que aunque no debería haberlo hecho, si alguien quiere utilizar esas imágenes en su contra, no debe tener miedo de contarlo y pedir ayuda.

Lo más importante siempre es hablar, desde pequeñas enseñarles lo que implican las redes sociales y cómo nos exponen públicamente. Un buen momento, por ejemplo, es aprovechar alguna escena de una película o un capítulo de una serie donde alguien esté sufriendo acoso, para hablar sobre el tema y entablar un debate, preguntándole qué haría en su caso y cómo reaccionaría si esto le ocurriera a ella.

Abordando estos temas en el hogar, es posible ayudar a las niñas y adolescentes a crear su propia opinión crítica sobre el acoso en las redes sociales, a actuar contra esta situación e incluso a prevenirla.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Clínicas Origen
Últimas entradas de Clínicas Origen (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *