Resuelve tus dudas antes de someterte a una rinoplastia

La cirugía de la nariz o rinoplastia es una intervención compleja que afecta a diferentes estructuras. Es fundamental para el paciente comprender la rinoplastia y sus posibilidades. Por eso, es importante dar respuesta a una serie de preguntas relativas a la intervención:

¿Cómo elijo a mi cirujano?

No todos los cirujanos están capacitados para realizar una rinoplastia. La cirugía de nariz es una de las intervenciones más complejas y técnicas que existen en el campo de la cirugía plástica.

La intervención debería ser llevada a cabo por un cirujano plástico con formación en las últimos avances en cirugía nasal, con amplia experiencia y con conocimientos profundos relacionados con la anatomía interna y externa de la nariz, así y como el funcionamiento del sistema respiratorio…

¿Se consiguen resultados naturales?

Las técnicas empleadas han ido evolucionando a lo largo de los años con el objetivo de conseguir la mayor naturalidad posible, teniendo como objetivo la armonía facial respetando la belleza natural del individuo.

En todas las rinoplastias se respetan los rasgos del paciente; se busca una nariz que guarde armonía y naturalidad con el resto de los elementos del rostro, además de tener muy presente su funcionalidad. Las narices artificiales excesivamente pequeñas y respingonas forman parte del pasado.

Se trata de una intervención con un alto grado de satisfacción por parte de los pacientes. La rinoplastia puede ser un refuerzo positivo para que el paciente cambie su actitud frente a la vida, y la manera de relacionarse con el resto de las personas. En definitiva, se mejora la autoestima y la calidad de vida.

¿Qué buscan los pacientes con la intervención de nariz?

Las motivaciones para intervenirse la nariz son muy variadas.

Desde pacientes que persiguen exclusivamente una mejora estética, pasando por personas que quieren corregir problemas respiratorios, hasta pacientes que buscan solucionar defectos congénitos, problemas funcionales, enderezar su tabique nasal (septoplastia)…

Si se realiza una septoplastia acompañada de una rinoplastia (septorrinoplastia) se pueden mitigar problemas como la rinitis, los ronquidos, las migrañas

¿Es posible saber cómo va a ser el resultado de mi intervención?

Teniendo en cuenta las características anatómicas del paciente, la estructura de su nariz, su tipo de piel… unido a la experiencia previa del cirujano, se puede realizar una aproximación bastante exacta al resultado final de la intervención.

No hagas caso a los simuladores en 3D. Podemos realizar una copia digital del rostro del paciente para mostrarle los distintos cambios que se pueden efectuar, pero ten en cuenta que no te opera un ordenador y por eso los resultados de dichos programas no son posibles.

El cirujano debe saber las expectativas de los pacientes, evaluar las posibilidades anatómicas siendo realista y no prometer resultados imposibles, que solo provocarán la frustración en la persona intervenida.

¿La rinoplastia afecta a la respiración del paciente?

No. Fruto de la rinoplastia se mejorará la estética de la nariz, pero la rinoplastia no altera su funcionalidad . Un buen cirujano debe de ver la nariz, no solo desde el punto de vista estético, sino también desde el punto de vista funcional.

¿Se trata de una intervención dolorosa?

La intervención no es dolorosa ya que se realiza bajo anestesia general, lo que garantiza un despertar suave y agradable. Es probable que veas un poco hinchada la zona periocular cuando sales del quirófano.

El postoperatorio no es doloroso. El paciente puede presentar inflamación que irá desapareciendo durante un tiempo (dependiendo del tipo de piel). En cualquier caso, la aparición de hematomas es un efecto secundario normal y que no entraña complicaciones

¿Es necesario llevar una escayola tras la rinoplastia?

Durante el periodo postoperatorio el paciente deberá llevar una férula para proteger los huesos nasales durante una semana.

Si el paciente no siente molestias, puede incorporarse a su trabajo al día siguiente de la operación, utilizando una pequeña férula de color carne.

La única limitación que marca el cirujano durante el periodo del postoperatorio es la realización de ciertas actividades físicas.

Dr. González-Fontana: cirujano experto en rinoplastias.
Dr. González-Fontana en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *