¿En qué consiste el Método Rose?

5 (100%) 3 vote[s]

Cuando un paciente que ya se ha sometido a una cirugía bariátrica, vuelve a recuperar el peso perdido, es posible realizar una nueva reducción de estómago mediante una técnica mínimamente invasiva conocida como Método Rose.

El Método Rose está dirigido a pacientes con un IMC entre 28 y 40, que ya han pasado una cirugía bariátrica pero o bien no han alcanzado su meta, o con el tiempo han aumentado de peso nuevamente.

Este tratamiento se lleva a cabo junto a un seguimiento médico, psicológico y nutricional que se mantiene durante un año. El apoyo de un equipo de especialistas multidisciplinar será de gran ayuda para que el paciente consiga bajar de peso, y cambie sus hábitos para llevar una vida más sana.

Paso a paso del Método Rose

El primer paso es realizar una serie de pruebas médicas para determinar si el paciente es apto para el tratamiento.

En el preoperatorio se llevarán a cabo las siguientes pruebas:

  • Estudio hormonal
  • Electrocardiograma
  • Radiografía
  • Estudio antropométrico
  • Valoración psicológica

Durante los tres días previos a la operación el paciente debe mantener una dieta líquida. El programa alimentario será elaborado por el equipo médico.

Mediante una endoscopia por vía oral se sutura la pared del estómago, con la finalidad de reducir su capacidad. Esta reducción de estómago se lleva a cabo a través de 3 o 4 pliegues en puntos específicos del estómago.

La intervención tiene una duración aproximada de 60 minutos. Es necesario que el paciente pase las primeras 24 horas ingresado. Deberá volver una semana después para comprobar que evoluciona adecuadamente.

Después de la intervención, comenzará el programa de seguimiento y reeducación alimentaria, que tiene una duración de un año. El objetivo es que el paciente aprenda los hábitos necesarios para llevar una vida más saludable y evitar así el efecto rebote.

Beneficios del Método Rose

  • Ofrece una alternativa ante la necesidad de realizar una nueva cirugía bariátrica.
  • Es una cirugía mínimamente invasiva que no deja cicatrices.
  • La recuperación tras la intervención es muy rápida.
  • Son necesarias menos suturas.

Modificar los hábitos alimenticios tras la reducción de estómago

Después de llevar a cabo la operación de reducción de estómago con el Método Rose, es necesario que el paciente comience un proceso de reeducación alimentaria.

Contará con seguimiento médico durante un año, de la mano de nutricionistas, psicólogos, endoscopistas, coach… un equipo multidisciplinar necesario para proporcionarle las herramientas para llevar una vida más saludable y no vuelva a recuperar el peso perdido.

Si deseas más información sobre este método de reducción de estómago, acude a una clínica especializada en cirugía bariátrica para recibir la orientación necesaria.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *