Estrés causado por el uso de las nuevas tecnologías

La introducción y uso de las nuevas tecnologías en la vida laboral y personal ha ido en aumento. En las últimas décadas el mal uso de las tecnologías de la información llega a generar estrés, ansiedad e incluso provocar adicciones.

El estrés por el uso de las nuevas tecnologías, en muchos casos está causado por la necesidad de las personas de hacer uso de las mismas en su entorno laboral, para satisfacer las exigencias de su trabajo. Es imprescindible que la persona se desenvuelva correctamente en el uso de las nuevas tecnologías, y estas cambian constantemente, por lo que exigen mantenerse actualizado, causando estrés en el trabajador que nunca se siente del todo preparado.

A todo esto hay que sumarle, que el uso de las tecnologías de la información (TICs) va mucho más allá del horario laboral, invadiendo también la vida personal. Tal como indica un estudio realizado por el Observatorio de Prevención de Riesgos Laborales, un 65% de los trabajadores que participaron en esta encuesta, deja a un lado asuntos personales por dar respuesta a las tecnologías por temas laborales, tales como responder correos electrónicos, mensajes y llamadas.

Estrés, fatiga, ansiedad y adicción por el uso de las nuevas tecnologías

El estrés generado por el uso de las nuevas tecnologías presentar diferentes manifestaciones: ansiedad, fatiga y adicción.

Ansiedad por el uso de las tecnologías de la información

La persona afectada comienza a sentir tensión y malestar por el uso de las nuevas tecnologías. Esta ansiedad también lleva a manifestar una actitud escéptica con respecto al uso de las TICs. También se manifiestan pensamientos negativos sobre su capacidad para manejar dichas tecnologías.

Algunas personas llegan a desarrollar fobia hacia las nuevas tecnologías, un miedo irracional hacia el uso de las mismas que les lleva a evitarlas, y a manifestar ansiedad y pensamientos hostiles y agresivos hacia ellas.

Fatiga debida al mal uso de las nuevas tecnologías

Se caracteriza por síntomas como cansancio y agotamiento mental y cognitivos a causa del uso de las nuevas tecnologías. Estos se complementan con la creencia de ser incapaz de utilizarlas correctamente.

También puede generarse fatiga a causa de la sobrecarga de información derivada del uso de Internet. Los síntomas de este tipo de fatiga son: falta de competencia para gestionar y asimilar toda la información recibida, con el cansancio mental que esto implica.

Adicción a las TICs

La compulsión al uso de las nuevas tecnologías en todo momento, y utilizarlas durante largos períodos de tiempo, puede generar adicción. Esta dependencia a las TICs causa malestar y deterioro de la vida de las personas.

Dentro de la adicción a las TICs encontramos diferentes problemáticas:

  • Nomofobia: fobia o miedo a no llevar siempre el móvil encima.
  • Síndrome de la vibración fantasma: la persona espera un mensaje o una llamada y cree que su móvil está sonando o vibrando cuando esto no sucede.
  • FOMO (Fear of Missing Out): miedo a perderse algo por no estar conectados.
  • Phubbing: ignorar a otras personas por estar haciendo uso del móvil.

Estar todo el día conectado al ordenador, al móvil, la tablet… es una situación que puede generar estrés. Si sientes que el uso constante las nuevas tecnologías comienza a afectar negativamente tu vida, provocando estrés y ansiedad, el apoyo de un psicólogo puede ser de gran ayuda para aprender a superarlo y gestionar correctamente el uso prácticamente inevitable de dichas tecnologías, tanto en el trabajo como en tu vida personal.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *