Herramientas para la convivencia con adolescentes

La adolescencia es un período intenso en el que se produce un importante desarrollo físico, moral e intelectual, y puede convertirse en una etapa confusa para las familias.

A pesar de ser un período que puede resultar conflictivo entre padres e hijos, también es un momento en el que es necesario ayudar a los jóvenes a madurar y convertirse en individuos definidos.

Consejos para educar a un adolescente

Infórmate

Leer libros sobre la adolescencia y recordar tu propia adolescencia es de gran ayuda. Es importante prepararse para los altibajos emocionales y los momentos de conflicto, para afrontarlo mejor.

Habla con tu hijo

La comunicación es primordial, responde a las primeras preguntas de tu hijo sobre el desarrollo de su cuerpo, y ayúdale a comprender los cambios que experimenta. Cuanto más se retrasen estas conversaciones, mayores serán las probabilidades de que tu hijo sienta vergüenza o temor ante los cambios emocionales y físicos que sufre. Además cuando antes se toquen estos temas, más probabilidades existen de mantener una comunicación fluida durante la adolescencia.

No eludas hablar sobre el alcohol, las drogas, el tabaco o el sexo. Al conversar abiertamente sobre estos temas antes de que se expongan a ellos, serán mayores las probabilidades de que actúe de manera responsable cuando llegue el momento.

Comparte con tu hijo los valores de tu familia y habla con él sobre lo que es correcto y lo que no.

Respeta la intimidad de tu hijo

Esta es una tarea que resulta difícil para algunos padres, pero para ayudar a su hijo a convertirse en un adulto, es importante respetar su intimidad.

La habitación de tu hijo, sus correos electrónicos, sus llamadas telefónicas y mensajes, deben ser algo privado. Solo si se detectan señales de alarma que indican que el adolescente podría tener problemas, no habrá otra opción que no sea invadir su intimidad para llegar al fondo del problema y darle solución. En caso contrario, mantente al margen.

Deja que tu hijo sepa que confías en él, pero que si rompe la confianza, debe disfrutar de menos libertades hasta que la recupere.

Supervisa lo que ve y lo que lee tu hijo

Mantente al tanto de los programas de televisión que ve tu hijo, así como en contenido que consulta en Internet, los libros y revistas que lee. No temas establecer límites acerca de la cantidad de tiempo que pasa frente a la tele, el ordenador, el móvil o la consola.

Establece normas adecuadas

La hora de dormir debe ser adecuada a su edad, durante la adolescencia es necesario dormir 8 a 9 horas diariamente.

Recompensa a tu hijo por ser una persona en la que se puede confiar. Por ejemplo, si ha respetado la hora de llegar a casa establecida para los fines de semana, entonces dale permiso para llegar media hora después como recompensa por haber acatado las normas.

Es importante que el adolescente pase tiempo con su familia, pero es normal que en estas edades tu hijo ya no quiera pasar tanto tiempo contigo como antes, y no debes sentirte ofendido por ello. Recuerda cómo te sentías cuando tú mismo eras un adolescente.

Escuela para padres

Está orientada a aquellos padres que desean mejorar la convivencia con sus hijos y generar un ambiente apropiado para el acompañamiento del adolescente hacia la edad adulta.

Consta de 6 sesiones con un profesional especializado psicología para adolescentes, donde los padres aprenderán herramientas para afrontar esta etapa, entender las necesidades de sus hijos, mejorar la comunicación, gestionar los conflictos de forma positiva, establecer límites.

Eres el indicado para acudir a la escuela para padres si:

  • La comunicación con tu hijo es difícil
  • Tu hijo tiene problemas académicos
  • Los hábitos y relaciones personas de tu hijo fuera de casa te producen desconfianza
  • Tu hijo tiene problemas para relacionarse con otras personas
  • El adolescente manifiesta comportamientos desafiantes y tiene dificultad para cumplir las normas
  • Se distancia de la familia
  • Tiene adicción a las tecnologías y/o a las redes sociales

Resultados de la escuela para padres

  • Aprenderás herramientas para mantener una educación efectiva
  • Aprenderás a entender los problemas de tu hijo
  • Mejorarás las comunicación
  • Conocerás los límites de control y de respeto a la privacidad de tu hijo
  • Aprenderás a gestionar mejor los conflictos
  • Aprenderás a establecer límites y normas de convivencia

A medida que tu hijo vaya avanzando por los años de su adolescencia, notarás que poco a poco se reducen los altibajos emocionales que se presentan siempre en esta etapa. Al final, aplicando estas herramientas le ayudarás a convertirse en un joven independiente y comunicativo.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *