Medidas de prevención y seguridad en una clínica de cirugía plástica frente al Covid-19

Es un hecho que la aparición en nuestra sociedad del Covid-19 ha cambiado nuestras rutinas y la forma en que nos relacionamos con nuestros seres queridos, amigos y compañeros. Pero no solo eso, también ha afectado a nuestra forma de trabajar.

Los protocolos y pautas de actuación frente al Covid-19 establecidas por nuestras sociedades científicas y organismos sanitarios han ido evolucionando, ajustándose y perfeccionándose paralelamente al desarrollo de la epidemia.

A día de hoy, los cirujanos contamos con la información y los medios necesarios como para asegurar que es posible volver a nuestra actividad laboral habitual sin riesgo de contagio por el virus, tanto para los pacientes como para el personal.

Hay que tener muy claro que si volvemos es porque podemos garantizar la salud plena del paciente que, al fin y al cabo, es nuestro objetivo prioritario.

¿Cómo nos enfrentamos al virus de la COVID-19?

La fase de desescalada del confinamiento por alerta sanitaria nos está permitiendo volver a nuestra actividad habitual, con más o menos normalidad. El objetivo es seguir atendiendo las consultas y necesidades de nuestros pacientes como hacíamos antes de la pandemia, aunque con algunas peculiaridades.

Durante el estado de confinamiento la mayoría de las clínicas hemos ofrecido la video-consulta en línea como medio para acercarnos a nuestros pacientes, tanto nuevos como actuales, con el objetivo de atender a sus demandas de información, resolver sus dudas y sus necesidades menos urgentes; incluso atendiendo de forma presencial a aquellos que lo han requerido por alguna cura y/o urgencia médica. Este servicio en línea sigue siendo una magnífica alternativa a los desplazamientos presenciales cuando no sea necesaria la visita física, por lo que seguirá totalmente operativo.

Ahora bien, en esta nueva fase donde vamos a ir volviendo poco a poco a recibir pacientes hay algo fundamental: que todos nos mantengamos protegidos para no ponernos en riesgo de contagio por el virus SARS-Cov-2 causante de la enfermedad COVID-19.

Medidas antes de la consulta

  • El día antes de la visita presencial el personal realizará una serie de preguntas telefónicas al paciente para garantizar la ausencia de síntomas relacionados con la enfermedad como pueden ser tos, dificultad para respirar, fatiga… además de informarse acerca de si han tenido algún contacto con pacientes enfermos de la COVID 19.
  • No está permitido acudir a la consulta acompañado, a no ser que se trate de menores de edad o personas dependientes.
  • El personal de la clínica redactará un justificante para enseñar a las autoridades en el caso de que sea requerido.
  • Es obligatorio acudir con mascarilla y reducir el contacto con superficies y puertas todo lo posible.

Medidas en la consulta

  • Cuando el paciente llegue a la consulta se le facilitará el lavado de manos con gel hidro-alcohólico.
  • Para mantener la distancia de seguridad con nuestro personal se han colocado señalizaciones en el suelo frente al mostrador de recepción indicando el metro y medio recomendado. También se ha colocado una pantalla para garantizar la seguridad.
  • En la sala de espera están indicados los sillones que pueden utilizarse, con el objetivo de mantener la distancia de seguridad de 1,5 m. entre personas.
  • Se recomienda al paciente no tocar el mobiliario con las manos, para evitar “tentaciones” se han retirado las revistas de las mesitas.
  • El aforo máximo de la consulta será de 4 personas simultáneamente. El paciente debe ser consecuente y no adelantarse ni retrasarse de su hora de cita. En el caso de que el aforo máximo se haya completado el paciente recibirá una llamada o un mensaje para que espere en el coche o en los alrededores.

Medidas del personal y de las instalaciones

Lo último que queremos en nuestra clínica es ser transmisores del virus, por eso vamos a llevar a cabo una serie de protocolos y medidas de higiene, protección y seguridad muy estrictas:

  • Cuando el personal el personal de la consulta deba reducir la distancia de seguridad irá equipado con mascarillas FFP2, guantes de uso médico y pantallas faciales de protección, además del lavado frecuente de las manos con gel hidro-alcohólico. No llevaremos ni relojes, ni sortijas ni pulseras, y el pelo irá siempre recogido.
  • Realizaremos la limpieza del calzado sanitario antes de cada consulta.
  • Mantendremos la distancia de seguridad de 1,5 m. con el paciente en todo momento, salvo que lo requieran los procedimientos diagnósticos o terapéuticos.
  • Después de cada visita se realizará la limpieza de superficies, pomos de puertas y demás zonas susceptibles de ser vectores de transmisión con productos adecuados. Para ello emplearemos los productos recomendados para inactivar el coronavirus, como hipoclorito sódico al 0,1%, y someteremos diariamente a nuestras instalaciones a la ozonización y a aerosoles con ácido hipocloroso obtenido mediante electrólisis, que están indicados para la desinfección de zonas amplias.

Dr. Julio Terrén: Clínica de cirugía y medicina estética
Dr. Julio Terrén en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *