Ortodoncia transparente. Características y ventajas

Con la ortodoncia transparente podemos corregir la mala colocación de nuestros dientes sin utilizar los brackets metálicos tradicionales. La solución son los brackets de zafiro, prácticamente invisibles y que se combinan con un alambre de color blanco. Esta dualidad hace que puedas lucir una sonrisa igual de bonita a la vez que estás corrigiendo tu problema.

Los brackets de zafiro llegaron para revolucionar la ortodoncia convencional. Están fabricados con una piedra preciosa -el zafiro- que se usa en odontología para lograr una sonrisa brillante mediante una ortodoncia transparente. Los brackets de zafiro son física y técnicamente idóneos para que se vayan recolocando los dientes paulatinamente y con óptimos resultados. Y trabajan al mismo ritmo que lo harían los metálicos.

Existen, desde hace algunos años, otros métodos de ortodoncia transparente que, sin embargo, han mostrado tener una eficacia menor. Para maloclusiones leves pueden alcanzar la finalidad que se busca, pero no están aconsejados para casos más graves.

Ventajas de la ortodoncia transparente

Los brackets transparentes de zafiro conllevan la misma higiene bucal que los metálicos. No requieren más cuidados especiales, y se mantienen intactos día a día, mes a mes. Hay que respetar el cepillado tras cada comida y, si picamos entre horas, retirar los pequeños restos.

A nivel de consulta en clínica, el ortodoncista cambia periódicamente el alambre blanco, pero no en todas las visitas sino cuando es necesario.

Estéticamente, es como el cristal, casi invisible de cara a los demás. Para las personas que tengan el anhelo de corregir su boca es la respuesta, ya que a los odontólogos muchas veces nos comentáis que la ortodoncia tradicional afea la imagen personal.

Y en cuanto a las ventajas del zafiro en sí mismo, este es puro y monocristalino. Ello quiere decir no sufre desgaste y dura hasta la finalización del tratamiento. En definitiva, una ortodoncia muy diferente que, a la vez que asegura calidad y una perfecta funcionalidad, no presenta el inconveniente “visual” que caracteriza a la ortodoncia con brackets metálicos.

Dr. Dimitri Naumov. Director de Dentaesthetic Corporation

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *