Osteopatía deportiva, una ayuda para el deportista

La osteopatía es un disciplina diagnóstica y terapéutica manual que, a partir de un “diagnóstico clínico-funcional-osteopático”, basado en un conjunto de conocimientos de anatomía, fisiología y biomecánica del cuerpo humano, y teniendo en cuenta los diferentes sistemas (a saber, musculoesquelético, esfera visceral y sistema nervioso central y periférico), busca restablecer la armonía y el equilibrio de todo el cuerpo.

Aunque a la osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que considera al ser humano de forma global, como un todo, devolviendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a cualesquiera de los sistemas mencionados anteriormente. Este concepto de globalidad tiene una base neuroanatómica y fisiológica.

Se trata de una terapéutica manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones musculoesqueléticas (lumbalgias, cervicalgias, contracturas…) y patologías orgánicas (estreñimiento, adherencias viscerales, ptosis visceral,…), otras patologías (cefaleas, neuropatías, bruxismo, pubalgias,…). En definitiva, el fisioterapeuta con formación en osteopatía permite atender a patologías tanto del sistema musculoesquelético, miofascial, nervioso, linfático, visceral, craneal y circulatorio.

¿En que situaciones o problemas está indicada?

Se indica en cualquier dolencia del cuerpo humano, y no solo como tratamiento, sino como prevención, ya que esto último ayudará en gran medida a evitar problemas mayores.

Así, hablamos de osteopatía estructural o dirigida al sistema musculoesquelético, donde aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada problema. Osteopatía visceral, orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, los vasos sanguíneos, los nervios… y osteopatía craneal y terapia cráneo-sacra que, actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la función del cráneo y el conjunto de la relación cráneo-sacra.

¿Existe alguna contraindicación?

Hablaríamos de contraindicaciones relativas. A la hora de realizar ciertas técnicas, por ejemplo, una técnica de thrust (“crujir” una articulación), en la que empleamos un impulso de alta velocidad, estaría contraindicado en pacientes con estados de fragilidad ósea, fracturas, osteoporosis, insuficiencia vertebro basilar, o simplemente pacientes con miedo a recibir esa técnica.

El osteópata tras una buena valoración y anamnesis conocerá las limitaciones del paciente a la hora de recibir una técnica u otra.

Hay pacientes reacios a ser tratados con técnicas de thrust, y por eso no acuden a un osteópata. Es un error, porque la osteopatía no es únicamente tratar con esa técnica y buscar “crujir” un hueso, hay otras técnicas osteopáticas para tratar igual de validas, igual de beneficiosas, y que buscan los mismos objetivos que son devolver el equilibrio a la estructura en disfunción. Además, los osteópatas de Sportsalud son siempre fisioterapeutas y la osteopatía forma parte de su repertorio terapéutico como el masaje o el kinesiotaping.

¿La osteopatía ayuda en la prevención de lesiones?

Por supuesto, este aspecto es de vital importancia. Estamos hablando que buscamos el correcto funcionamiento de todas las estructuras del cuerpo. Si tenemos algo que no está funcionando correctamente, y estamos forzando más una estructura que otra, lo que tarde o temprano, se acabará sobrecargando y lesionando y más, en el ámbito de competición, en el que el deportista entrena un mismo gesto numerosas veces al día.

Tratar a un deportista significa mantener sus sistemas en perfecto equilibrio ya que de eso va a depender una mejor marca o un mejor rendimiento. El fisioterapeuta osteópata está entrenado para buscar disfunciones que, sin ser patológicas, puedan llegar a repercutir en otras estructuras que al cabo del tiempo fracasen.

¿Ayuda en el rendimiento deportivo?

Claro que sí, el objetivo es devolver la correcta movilidad a la articulación y los tejidos. Si el deportista cuenta con una restricción ya sea a nivel muscular, o nivel articular por el bloqueo de un grupo vertebral, no podrá realizar el gesto deportivo al 100% de sus posibilidades.

Si mi gesto deportivo no es el óptimo, porque tengo una restricción a nivel fascial o articular, mi swing de golf no será tan preciso o mi chute a portería no irá con la misma potencia si tengo alguna limitación. En el ámbito del alto rendimiento, el estar al 100% es lo que va a marcar la diferencia en cuanto a resultados de unos con respecto a otros.

¿Con que frecuencia esta aconsejada la osteopatía?

Depende de la patología o problema que se trate, de cada persona y cada disfunción son diferentes. La frecuencia será la que el fisioterapeuta osteópata vea oportuno en función de las necesidades y evolución del paciente.
Se recomiendan revisiones periódicamente para comprobar que todo está en orden, y la visita puede oscilar desde 1 vez a la semana en estados agudos, hasta 1 vez cada 3 meses. Inicialmente recomendamos sesiones semanales.

¿Una sesión de osteopatía se puede combinar con otras técnicas (acupuntura, ultrasonidos, masoterapia, terapia neural)?

Claro, la osteopatía no rechaza otras técnicas de tratamiento, únicamente nos da un punto de vista mucho más global de la patología, disfunción o problema, y del paciente.

Al final de lo que se trata es de tener el mayor número de recursos y de herramientas para poder abordar la disfunción o patología, y cualquier técnica que ayude en ese proceso será adecuada. En los deportistas es fundamental ya que disponer de distintas opciones terapéuticas y usarlas es fundamental para una pronta recuperación de la lesión e incorporación a la actividad deportiva.

Destacamos especialmente el beneficio que tiene la combinación de la osteopatía junto con la Terapia Neural.
Sin duda alguna, lo mejor para un paciente es ser tratado por un equipo multidisciplinar y en Sportsalud contamos con ello.

Alberto Sacristán Rubio. médico de familia y fundador de SportSalud

Alberto Sacristán Rubio en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *