Pacientes con TOC ante la crisis del coronavirus: recomendaciones

Para las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), la situación actual está siendo aún más difícil de afrontar, que para el resto de las personas.

Las medidas de higiene y seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias pueden resultar nuevas para muchos, pero para quienes padecen TOC de contaminación, son parte de sus costumbres diarias. Dedican una gran parte del tiempo a pensar en la posibilidad de contagiarse y cómo pueden evitarlo.

Para afrontar esta conducta obsesiva, las personas con TOC de contaminación procuran no dejarse llevar por sus obsesiones y no realizar las conductas compulsivas de higiene y limpieza. Pero de pronto, surge una crisis sanitaria mundial en la que la indicación es justo lo contrario; limpieza, higiene, evitación del contacto.

Toda esta situación puede aumentar sus rituales, y generarse un estado de preocupación obsesivo. Por esta razón, desde clínicas origen comparten algunos consejos para afrontar esta situación cuando se padece de un Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Seguir las recomendaciones, sin llevarlas a los extremos

Es importante intentar limitarse a seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias para la prevención del contagio del COVID19. Sin dejarse llevar por la ansiedad y las directrices que provienen del TOC desde el cerebro.

Muchas de las pautas establecidas, se comparten por las que suele realizar una persona con TOC de contaminación y contagio, pero no así la frecuencia y la duración de las mismas. Para asegurarse de no caer en un comportamiento de higiene obsesiva, resulta útil, seguir las recomendaciones de la OMS, como por ejemplo, que la duración del lavado de manos sea de unos 40- 60 segundos.

Desconectar de las noticias

Es importante mantenerse informados, pero estar constantemente pendientes de las noticias puede ser contraproducente, hay que encontrar el equilibrio.

Las personas con TOC, suelen informarse de forma compulsiva sobre el objeto de su obsesión. Para evitarlo, es importante determinar con qué frecuencia se pueden repasar las noticias sin que esto genere ansiedad. Tal vez sea una vez al día, mejor por la mañana, para no irnos a la cama con posible activación de la preocupación.

Además, es imprescindible acceder a la información a través de fuentes oficiales, y fidedignas, evitando creer como cierto todo lo que se lee en redes sociales.

Aceptar la incertidumbre

Oír hablar constantemente del virus, les lleva a creer que es muy fácil contagiarse, lo que les empujar a conductas de higiene obsesivas o a sobre informarse, ya que intentan encontrar más garantías de que o se van a infectar.

Quienes padecen TOC tienen la sensación de que sabiendo algo pueden controlarlo, pero esto no es más que una ilusión, ya que conocer las estadísticas de la pandemia no les da el control sobre la misma.

Es necesario asumir que existen muchas incógnitas alrededor del virus, y aprender a vivir con esta inquietud. Manteniendo las medidas de seguridad, no cayendo en rituales obsesivos que retroalimenten la preocupacion e impacten en el bienestar emocional.

No seas tan duro contigo mismo

Esta crisis está siendo muy difícil para todos, mucho más para las personas con ansiedad y TOC. Tratarse con amabilidad e intentar hacerlo lo mejor posible, es clave para afrontar esta crisis.

Aceptar que vendrán momentos de ansiedad, y que será difícil manejar los pensamientos y comportamientos obsesivos, y evitar la tendencia a culpabilizarse por no haber seguido en algún momento las recomendaciones sanitaria.

Expresar la preocupación pero evitar el catastrofismo

Algo común entre las personas con TOC es la tendencia a anticiparse a escenarios negativos en el futuro, con pensamientos catastróficos sobre lo que que vendrá, generando así angustia y desesperanza.

Es importante reflexionar y expresar los pensamientos y sentimientos, pero evitando que la pandemia los monopolice. Dejando espacio para aquello que era importante (y que sigue siéndolo) antes del comienzo de esta crisis.

Planificar el tiempo en cuarentena

Organizar una rutina donde se incluyan todo tipo de actividades, ejercicios, juegos, lectura, visionado de series o películas… Es de gran ayuda para pasar la cuarentena manteniendo a raya los comportamientos y pensamientos obsesivos.

Aprovechar este tiempo para el autocuidado, el fomento de la creatividad y la mejora personal. Sabiendo que se trata de una situación excepcional, que permite tener tiempo para actividades que raramente pueden llevarse a cabo dentro del ritmo de vida normal.

Además para reducir la ansiedad en las personas con TOC, también se puede recurrir al apoyo psicológico. Aunque las consultas están cerradas, muchos psicólogos continúan ofreciendo atención online o por vía telefónica. En estas consultas se brindan a los pacientes las herramientas para afrontar las obsesiones y la ansiedad, y sobrellevar esta situación de la mejor forma posible.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *