Rellenos de ácido hialurónico para tratar la nariz

4.7/5 - (3 votos)

Los rellenos a base de ácido hialurónico se han utilizado con éxito como producto estético dérmico para la corrección de pliegues nasolabiales, arrugas, rellenos faciales y procedimientos de aumento de labios.

El ácido hialurónico es un componente natural del tejido conectivo humano. No es inmunogénico, a diferencia del colágeno. Tras múltiples estudios se ha demostrado que no es tóxico, no irrita, y es totalmente biocompatible.

Los rellenos dérmicos a base de ácido hialurónico se utilizan especialmente en lo que se conoce como “rinoplastia de revisión” (defectos posteriores a la cirugía) para suavizar con precisión las distintas irregularidades/asimetrías. También es una herramienta muy útil para las personas que no desean un procedimiento quirúrgico invasivo, y que no necesitan un cambio muy drástico.

Los rellenos a base de ácido hialurónico pueden refinar la forma de casi cualquier parte de la nariz, incluida la punta, el puente y los lados de las fosas nasales. Las inyecciones de ácido hialurónico pueden restaurar la simetría, ocultar las irregularidades de la anatomía nasal y hacer que la nariz luzca más llena, más suave y mejor proporcionada, al mismo tiempo que conserva la apariencia del paciente.

¿Cómo puedo mejorar mi nariz con ácido hialurónico?

Los rellenos son especialmente útiles para:

  • Mejorar el puente nasal.
  • Corregir de asimetría.
  • Mejorar la punta de la nariz.
  • Corregir retracciones o cicatrices columelares y alares.
  • Suavizar jorobas o depresiones nasales.
  • Solucionar asimetrías o irregularidades menores post rinoplastia.
  • Corregir narices ligeramente torcidas.

¿Qué no puedo retocar?

Los rellenos a base de ácido hialurónico no son útiles para:

  • Reducir el tamaño de la nariz
  • Solucionar un bulto demasiado grande
  • Reparar una nariz rota
  • Adelgazar una nariz gruesa
  • Corregir problemas estructurales graves de la nariz, como una desviación importante del tabique nasal

El procedimiento consiste en la inyección de relleno de ácido hialurónico directamente sobre áreas específicas de la nariz para mejorar su forma y estructura.

Por ejemplo, para camuflar la joroba del perfil (dorsal), se puede realizar el relleno por debajo y/o por encima de la joroba nasal.

¿Cuáles son las ventajas de la rinoplastia sin cirugía con ácido hialurónico?

  • Es reversible. El ácido hialurónico es un relleno temporal (dura un año y medio).
  • Es un procedimiento que no requiere de tiempo de inactividad.
  • Su aplicación es sencilla, rápida y se hace de manera ambulatoria.
  • No causa dolor intenso; es más, el tratamiento es casi indoloro.
  • Permite realizar una mejora de la apariencia de tu nariz sin someterse a una cirugía invasiva.
  • Corregir y/o disimular problemas de cirugías anteriores.
  • Los rellenos dérmicos garantizan la seguridad total de los pacientes.

Los rellenos dérmicos están contraindicados durante el embarazo y la lactancia y no se recomiendan en personas inmunodeprimidas, pacientes con enfermedades autoinmunes o que reciben tratamiento con ciertos medicamentos.

Saber más sobre la infiltración de ácido hialurónico en la nariz en www.drmolto.com
Dr. Moltó en Masquemedicos

Dr. Roberto Moltó García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *