Rinoplastia funcional de la nariz: septoplastia e hipertrofia de cornetes

Rate this post

La rinoplastia es una intervención quirúrgica que actúa sobre las estructuras óseas y cartilaginosas nasales con el objetivo de modelar la nariz para integrarla en el rostro, logrando una forma más armónica en el conjunto del contorno facial.

Dentro de los diferentes tipos de rinoplastia hay que destacar las intervenciones funcionales de la nariz, que son aquellas que tienen como objetivo mejorar la respiración en pacientes con insuficiencia respiratoria nasal, debido a alteraciones en los cornetes o a desviaciones en el tabique nasal.

Septoplastia: operación tabique nasal desvíado

La septoplastia es una intervención que tiene como finalidad reparar problemas en el tabique nasal. El tabique es una estructura que sostiene la nariz y divide las dos fosas nasales, separando las vías respiratorias.

Cuando el tabique se encuentra desviado o deformado -ya sea fruto de lesiones, por el propio crecimiento de la persona o por deformaciones congénitas- se pueden producir distintos problemas respiratorios que se solucionan con este tipo de operación.

Se trata de una operación muy efectiva, los pacientes experimentan una mejoría importante en la respiración nasal tras la cirugía. Si el paciente no presenta complicaciones asociadas a la intervención puede regresar a su casa el mismo día del procedimiento.

Hipertrofia de cornetes

Los cornetes son unas estructuras óseas alargadas, estrechas y mucosas que se encuentran en el interior de las fosas nasales y que cuentan con una lámina delgada de hueso en su interior. El tejido mucoso de la nariz recubre principalmente los cornetes.

Su función fisiológica normal es facilitar la limpieza, el calentamiento y la humidificación del aire que se inspira; son, por tanto, una parte esencial del sistema inmunológico del organismo.

Sin embargo, en ocasiones los cornetes pueden adoptar un volumen mayor de lo normal, alterando las funciones que realizan habitualmente, pudiendo provocar dificultades a la hora de respirar en una fosa nasal o en la dos, dolores en la cara y en la cabeza, sequedad, mucosidad nasal persistente…

Cuando se produce esta obstrucción nasal, el cirujano puede corregir la función anómala con radiofrecuencia o el uso del láser. En algunos otros casos, el cirujano extirpará una porción del cornete.

La turbinoplastia es la intervención que tiene como finalidad el tratamiento de los cornetes anómalos. Esta operación se realiza mediante radiofrecuencia (energía de alta frecuencia y baja potencia y temperatura), que se aplica a partir de unos electrodos que se introducen en el espesor del cornete a través de los orificios nasales corrigiendo este defecto.

Debido a traumatismos o alteraciones genéticas la nariz puede necesitar una remodelación por grandes gibas , punta o dorso nasal ancho, punta caída etc

En el Instituto Médico González Fontana contamos con un equipo de cirugía nasal, referente en la comunidad valenciana, capaz de dar una solución funcional y estética a ambos problemas.

Dr. González-Fontana: cirujano experto en rinoplastias y septoplastias
Dr. González-Fontana en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *