Tratamiento de miomas uterinos sin cirugía

Rate this post

En función del tamaño, sintomatología y localización de los miomas uterinos, existen diferentes tratamientos.

Los miomas en el útero que no presenten síntomas, pueden ser seguidos normalmente sin que sea necesario realizar ninguna intervención. Se tendrá también en cuenta la edad de la paciente y sus deseos de ser madre antes de elegir el tratamiento adecuado en cada caso.

Tratamiento médico de miomas uterinos

Aines

Los Aines son fármacos que pueden prescribirse para el tratamiento de los síntomas asociados a los miomas, pueden ser útiles para mejorar la dismenorrea en las mujeres con miomas.

Antifibrinolíticos

El ácido tranexámico se utiliza para el tratamiento del sangrado menstrual abundante asociado con miomas uterinos.

Tratamientos hormonales de miomas

Estrógenos o gestágenos

Este tratamiento suele ser de primera línea para las mujeres con sangrado uterino abundante, independientemente de si padecen miomas o no.

Inhibidores de la aromatasa

Estos fármacos actúan de manera efectiva contra los síntomas de los miomas, y además reducen el volumen de estos. Tienen menos efectos secundarios que otras terapias hormonales, pero son necesarios más estudios que determinen la duración de la respuesta, los riesgos que conlleva y el coste-efectividad.

Moduladores selectivos de los receptores de la progesterona (SPRM)

  • Acetato de ulipristal: es un tratamiento novedoso muy efectivo que actúa sobre los síntomas asociados a los miomas en el útero. Diversos estudios demuestran la seguridad y eficacia de este tratamiento.
  • Mifepristona: esta parece reducir el tamaño de los miomas y mejorar sus síntomas. Pueden producir algunos efectos secundarios como la hiperplasia endometrial, esto puede limitar su uso a largo plazo.

Fármacos androgénicos

Gestrinona y danazol son fármacos que parecen tener efectividad en el tratamientos de ciertos síntomas de los miomas, pero el inconveniente son los efectos secundarios que producen.

DIU Liberador de levonorgestrel

En las pacientes con miomas y sangrado excesivo a las que se les coloca un DIU de levonorgestrel, el sangrado se reduce y mejoran los niveles de hemoglobina, el hematocrito y la ferritina.

Tratamiento quirúrgico de miomas

Histerectomía abdominal

Consiste en la extracción completa del útero o la matriz de la paciente. Las vías de abordaje pueden ser abdominal (laparoscópica o laparotómica) y vaginal. Esta intervención no está exenta de riesgos a corto, medio y largo plazo.

Miomectomía

Actualmente es el tratamiento que se aplica a las pacientes que desean quedarse embarazadas, ya que es el procedimiento que cuenta con el aval de un mayor número de estudios. Pero es posible que la paciente presente miomas intramurales, y el extirparlos por miomectomía puede provocarle una gran lesión en el miometrio.

Alternativas a la cirugía convencional

Existen técnicas mínimamente invasivas con un amplio respaldo científico que dan solución a los miomas intramurales y que suponen una alternativa a la cirugía.

Embolización de las arterias uterinas

Esta técnica fue introducida en 1995 por Ravina, para ser avalado seguidamente por las agencias mundiales. Se trata de un método seguro. En la primera semana tras la embolización, es un proceso doloroso, y existe riesgo de amenorrea permanente en un 3% de los casos de pacientes menores de 40 años, y en un 15% los mayores de 40 años.

Este tratamiento no está recomendado como primera opción en las pacientes que deseen quedarse embarazadas.

HIFU/MRgFUS

Con esta técnica se destruyen los miomas mediante ultrasonido desde el exterior. Para tratar el mioma se usa un sistema de cartografía térmica. Este procedimiento puede durar hasta 3 horas y se pueden tratar miomas de 2-10 cm.

Es eficaz en control del sangrado y en la reducción del tamaño de los miomas.

Tratamiento con Radiofrecuencia

El tratamiento con radiofrecuencia ha aportado unos excelentes resultados, convirtiéndose en una opción muy recomendable ante otro tipo de intervenciones de los miomas.
Es un tratamiento mínimamente invasivo que tiene una acción directa en el interior del mioma termocoagulando el tejido. Se realiza mediante una fina aguja capaz de emitir radio frecuencia en su punta, de forma controlada a toda la superficie del mioma y sin producir daños en el músculo del útero.

Este tratamiento no requiere ingreso hospitalario, y gracias a él se evitan muchos riesgos quirúrgicos para la paciente. Con radiofrecuencia es posible tratar varios miomas en la mism intervención.

No se agreden las paredes del útero y la recuperación es rápida. Además es una técnica que preserva la fertilidad de la paciente.

Cirugía de miomas por Laparoscopia

Se trata de una técnica mínimamente invasiva. A través varias incisiones pequeñas en el abdomen mediante las que se colocan la cámara, un ultrasonido y el dispositivo de ablación con el que se destruirá el tejido. Gracias a la cámara de alta calidad es posible observar el interior y los órganos abdominales y pélvicos de manera clara.

La extracción de miomas mediante laparoscopia es una buena opción para las mujeres que desean preservar su fertilidad. También es recomendable en aquellas que presentan sangrado abundante relacionado con miomas, y las que estén intentando lograr el embarazo y parece que los miomas no lo impiden.

De esta manera y gracias a la intervención de los miomas mediante técnicas mínimamente invasivas se logra disminuir las complicaciones y mejorar la calidad de vida de la paciente.

María Luisa Cañete Palomo, especialista en el tratamiento conservador de miomas

María Luisa Cañete Palomo, ginecóloga en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *