Técnicas para mejorar el aspecto de los labios

Rate this post

La piel que recubre los labios es de las más finas y delicadas de nuestro cuerpo. Esto hace que los labios sean más vulnerables a las agresiones diarias y al paso del tiempo.

Además, los labios no disponen de glándulas sebáceas, que son las encargadas de mantener la capa protectora de la piel, ni de glándulas sudoríparas, que controlan la temperatura corporal y la hidratación. También carecen de melanina, que se encarga de proteger la piel frente a la radiación UV.

Todo esto provoca que los labios se dañen con facilidad, apareciendo grietas y generándose un aspecto escamoso.

Además, debido al descenso de la producción de colágeno fruto del envejecimiento, los labios se vuelvan más finos, se desdibujan y pierdan su expresividad.

¿Cómo mejorar el aspecto de los labios?

No descubro nada cuando digo que los labios son los protagonistas de nuestra expresión facial, de nuestros gestos, de nuestras emociones y sensaciones… muestran nuestro estado de ánimo y cumplen una función importante tanto digestiva como fonética.

Unos labios envejecidos, mal perfilados, caídos, agrietados… pueden transmitir una imagen distorsionada de las personas. Es por ello que los labios se han convertido una de las áreas del cuerpo sobre las que más solicitudes se reciben en nuestra clínica. Todo el mundo quiere tener unos labios expresivos y con buen aspecto.

Existe una amplia gama de tratamientos de medicina estética, así como de intervenciones quirúrgicas, cuyo objetivo final es la de mejorar el aspecto, el volumen, la forma y el relleno de los labios, además de solucionar y corregir deformidades, imperfecciones, lesiones e impurezas.

Los tratamientos existentes van desde operaciones complejas y permanentes hasta tratamientos no ambulatorios temporales. Lo fundamental es respetar la fisonomía y los rasgos del rostro del paciente buscando un resultado natural.

Lipofilling de labios

Resumiéndolo mucho, podríamos decir que se trata de una técnica que consiste en el injerto de células adiposas vivas del propio paciente directamente sobre los labios para recrear volúmenes perdidos y mejorar su aspecto.

Estas células grasas son extraídas previamente del cuerpo del paciente, mediante unas cánulas especiales que permiten aspirar y recolectar la grasa mediante técnicas de liposucción.

La grasa se extrae de aquellas zonas en las que existe un excedente: abdomen, glúteos, cartucheras… realizando lo que se conoce como una intervención dos en uno, es decir, se elimina la grasa de zonas en las que hay un exceso para reinyectarla en áreas donde existe una carestía, consiguiendo una remodelación completa del cuerpo.

Con esta técnica puede tratarse el labio superior y el inferior, el borde bermellón de los labios y las irregularidades que aparecen alrededor de los labios, como pueden ser las arrugas, los pliegues, las líneas de fumador…

Antes de volver a introducir la grasa en el cuerpo en diferentes planos de profundidad, ésta se purifica mediante una suave centrifugación. Al tratarse de grasa del cuerpo del paciente las zonas receptoras recibirán las nuevas células sin producir ningún tipo de rechazo, garantizando un elevado porcentaje de supervivencia.

Lo mejor de esta técnica es que la grasa inyectada contiene un importante componente de células madre, lo que posibilita que las células se trasformen o simulen a las del tejido receptor, además de aportar factores de crecimiento y mejorar notablemente la firmeza, luminosidad y densidad de la piel.

Relleno y perfilado de labios con ácido hialurónico

En primer lugar, hay que distinguir ambos tratamientos:

  • Relleno: aumento del volumen del labio (inferior, superior o ambos)
  • Perfilado: relleno del borde labial

La sustancia más empleada para ambos tratamientos es el ácido hialurónico, un producto biocompatible y totalmente reabsorbible por el cuerpo humano que se aplica mediante micro inyecciones.

El ácido hialurónico perdura en el cuerpo de 9 a 12 meses. Eso sí, si el tratamiento se realiza en más de una ocasión, se favorece la creación de una especie de cimentación que hará que se prolonguen sus efectos.

Recomendamos ir poco a poco en su aplicación, es decir, es mejor quedarse corto en la cantidad de producto inyectada que pasarse, ya que después será mucho más costoso corregir los labios desproporcionados.

Para realizar un relleno labial inyectamos el ácido hialurónico directamente sobre el labio inferior, el labio superior o sobre ambos; todo ello en una sola sesión.

El objetivo del tratamiento es aumentar el volumen del labio de manera natural, consiguiendo una armonía entre el labio inferior y el superior y una mejoría en el equilibrio facial.

Cuando realizamos un perfilado de labios el ácido hialurónico se aplica en la línea que separa la piel del labio rojo con la del labio blanco; lo que se conoce como reborde exterior.

Con el perfilado se eliminan los pliegues y las arrugas, mejorando la proyección y la definición de los labios.

Dr. Moltó, especialista en aumento de labios
Dr. Moltó en Masquemedicos

Dr. Roberto Moltó García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *