Tipos de lipofilling y ventajas

El lipofilling es una técnica en la que se extrae la grasa del paciente, esta es depurada y luego se reinyecta en otras zonas donde sea necesario aportar volumen.

La grasa se extrae realizando una liposucción, en las zonas del cuerpo donde se presenta un exceso de grasa localizada, como la barriga, cartucheras, etc. Esta grasa se procesa con el objetivo de purificarla, para luego inyectarla nuevamente en el mismo paciente, pero en zonas donde se presente falta de volumen. Patricia Carabajal, Médico Estético de Clínicas Dorsia, nos habla sobre los diferentes tipos de lipofilling y sus ventajas.

Tipos de lipofilling

Este tratamiento puede realizarse a nivel facial y corporal, el injerto de grasa puede realizarse en cualquier zona del cuerpo.

Lipofilling para el envejecimiento facial

Los tejidos del rostro se van deteriorando con el paso del tiempo. Algunas áreas se atrofian, se pierde turgencia a nivel de los pómulos, la piel pierde elasticidad, firmeza y brillo. El envejecimiento facial es visible especialmente debajo de los ojos y en los pómulos.

Se injerta la grasa en las zonas de la cara que han perdido volumen, donde las arrugas, hundimientos, pliegues de la piel y otros efectos del envejecimiento, le den un aspecto descolgado al rostro.

Lipofilling para generar volumen extra en el cuerpo

Esta técnica permite también mejorar la silueta. La grasa extraída de una determinada zona del cuerpo puede inyectarse en áreas donde el paciente requiera un aumento de volumen, tales como piernas, glúteos, torso, etc. Además tiene un efecto positivo en el tratamiento de las cicatrices.

Lipofilling para la reconstrucción de mamaria

Cuando se implanta una prótesis mamaria, la zona alrededor de la misma se inflama, ya que se introduce un cuerpo extraño en el organismo. En las pacientes que se someten a una cirugía de reconstrucción mamaria tras una extirpación del pecho, la inflamación es mayor, el implante puede endurecerse y provocar dolor.

Con el lipofilling es posible mejorar la calidad de la piel afectada por la radioterapia y quimioterapia, y reducir el endurecimiento de la prótesis que se produce en algunos casos, facilitando así el proceso para la paciente y evitando el dolor.

Ventajas del lipofilling facial y corporal

  • Se logra la restauración del volumen en el rostro y en el cuerpo con material biocompatible, al tratarse de la propia grasa del paciente.
  • No se produce rechazo del injerto
  • Las células grasas contienen una gran cantidad de factores de crecimiento, que impulsan la restauración y proliferación tisular, y activan mecanismos que estimulan a los tejidos periféricos para su regeneración.
  • Es posible tratar zonas pequeñas y zonas más amplias. La grasa es un tejido vivo, a largo plazo se comporta de forma natural.

Si quieres saber más sobre esta técnica acude a la consulta de un especialista en cirugía estética, para recibir la orientación que necesitas antes de someterte a este tratamiento de relleno facial o corporal con grasa propia.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *