Tratamientos para recuperar la pérdida de cabello

La mayoría de las personas damos por sentado que contamos con un buen cuero cabelludo, hasta que desaparece. El cabello es una parte fundamental en la estética de los individuos, no en vano, es una de las partes de nuestro cuerpo que más cuidamos recibe. Por eso, la pérdida del cabello suele ser traumática para muchas personas. 

Cuando la pérdida de cabello es realmente importante, el injerto capilar es una solución. Se trata de un procedimiento que permite recuperar el pelo perdido, recobrando la apariencia y la confianza perdida.

¿En qué consiste un injerto capilar o trasplante de cabello?

Es un tipo de cirugía que consiste en repoblar áreas del cuero cabelludo que cuentan con poca densidad de cabello. Su objetivo fundamental es poner freno a la alopecia.

Existen dos técnicas indicadas para recuperar la densidad capilar perdida:

  • Injerto capilar con técnica FUE (Follicular Unit Extraction, en inglés)
  • Injerto capilar con técnica FUT (Follicular Unit Transplantation, en inglés) o ‘tira’

Extracción individual de folículos (Injerto FUE)

Se trata de una técnica de microinjerto capilar mínimamente invasiva en la que el tricólogo (médico especializado e en el área del cabello y del cuero cabelludo) extrae de las zonas no afectadas por la caída capilar pequeños grupos de pelo del propio paciente para, a continuación, implantarlas en las áreas despobladas. 

Estas unidades foliculares que se extraen de la “zona donante” (generalmente de la parte posterior y/o de los lados de la cabeza) están compuestas por grupos de uno, dos, tres o cuatro pelos. La extracción puede hacerse manualmente, utilizando punzones automatizados o mediante un robot, y no deja ningún tipo de cicatriz.

Extracción de una tira de cuero cabelludo (Injerto FUSS)

Si se realiza el injerto capilar utilizando el método FUSS (FollicularUnitStripSurgery o técnica de la tira), el cirujano extrae  una pequeña sección de cabello del área donante. Habitualmente es una tira de1 a 2 centímetros de ancho y, como máximo, 30/35 centímetros de largo. La extracción de las unidades foliculares se realiza dividiendo en secciones la tira de cabello. Este tipo de trasplante requiere de sutura en la zona donde el tricólogo ha extraído la tira de cabello (sutura tricofítica). El cabello volverá a crecer en  la misma cicatriz, sin dejar marcas visibles. 

¿Cómo se injerta el cabello?

Ambos procedimientos difieren en la forma de extracción del cabello, pero son similares a la hora de injertar el cabello. Tras preparar los injertos, el tricólogo limpia y adormece la zonaen la que se va a colocar el cabello. A continuación, realiza aberturas y orificios con la ayuda de un bisturí o una aguja, para ir colocando, de manera  delicada, cada injerto en su orificio. En función del tamaño del trasplante la intervención puede prolongarse de 4 a 10 horas.

¿Cómo es la recuperación?

Tras la intervención el cuero cabelludo estará muy sensible. El paciente deberá tomar analgésicos durante varios días para aliviar las molestias. Además, deberá llevar vendajes sobre el cuero cabelludo para proteger el área durante uno o dos días. La mayoría de las personas pueden volver al trabajo a los 2 o 5 días.

Los pelos trasplantados suelen tardar de 3 a 4 meses en crecer, incluso pueden pasar más de seis meses, dependiendo del peinado y la longitud del pelo de la persona.  Algunos cirujanos recetan medicamentos que ayudan a crecer el vello para complementar el crecimiento del cabello después del trasplante. El pelo trasplantado puede continuar mejorando en calidad hasta 18 meses después del procedimiento.

Dr. Moltó: clínica capilar

Clínica Dr. Moltó en Masquemedicos

Artículos relacionados

Un comentario sobre “Tratamientos para recuperar la pérdida de cabello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *