Autocontrol en el uso del móvil. Dando ejemplo a los hijos

5 (100%) 1 vote[s]

En muchas de la sesiones que los psicólogos llevamos a cabo en relación a la terapia con adolescentes y la terapia familiar nos llega la solicitud de recomendaciones para favorecer el autocontrol con el móvil para los más pequeños de la casa, pero yo siempre pregunto ¿Y a vosotros como padres os ven relativamente desconectados del teléfono?.

Es importante dar metamensaje en casa, que los niños y jóvenes vean que nosotros tenemos rutinas también ajenas al móvil o que les prestamos atención plena en momentos de comunicación y no estamos disociados por un lado escribiendo o mirando el móvil y por otro lado atentos a sus peticiones. Si cuando ellos nos hablan nosotros estamos mirando una pantalla es probable que a la larga ellos normalicen esa actitud. No olvidemos que los niños se condicionan muy rápido.

¿Cómo podemos los adultos desconectar del teléfono?

Aquí os dejamos algunos consejos:

Desactivar los grupos de whatsapp

A lo largo del año los padres pertenecen a muchos grupos de whatsapp que son necesarios para obtener comunicación sobre actividades y temas relacionados con los hijos. Clubes deportivos, grupos del colegio, clases extraescolares… etc. Cuando llega el verano muchos grupos se mantienen en activo para hablar sobre el curso que viene, comentarios sobre rutinas deportivas del año que viene, e incluso debates sobre temas que proponen padres, chistes y aspectos ajenos a su uso inicial. Ya que no son importantes en la época estival podemos desactivarlos y desconectar de ellos.

Desactivar notificaciones

Muchos de nosotros tenemos activados notificaciones del correo electrónico y otras aplicaciones o redes sociales. Eso nos lleva a estar conectados de continúo y a incrementar el uso del móvil.

Intentar que nos vean esperando o disfrutando del paisaje sin el móvil

Hoy en día se automatiza mucho que cualquier espera o un tiempo en solitario es un momento para pasar con el teléfono así la espera será aparentemente más corta. Intentemos en vacaciones que nos vean disfrutar del silencio, del descanso, de mirar el entorno y el paisaje. Que nos puedan ver en una terraza disfrutando de las vistas. Si nos observan teléfono en mano de continúo será más difícil pedir que en la mesa o cuando estén tomando un aperitivo con nosotros no estén con el teléfono.

Reducir el uso de aplicaciones de juego

Los adultos también nos hemos acostumbrados al uso de juegos online como el Candy Crush, Apalabrados, Preguntados y otras muchas que habrán salido hace pocas semanas. Intentar que no sea un uso continuado que facilite en ellos la preferencia de juegos online en solitario.

En verano tenemos muchas más alternativas para poder disfrutar con ellos y crear espacios lúdicos y de juego ajenos al móvil.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *