Chernobyl. Empatía ante la catástrofe

Nos queda solamente un trimestre para finalizar este 2019, y en nuestro viernes de película de octubre os recomendamos una de las series más aclamadas de este año, Chernobyl.

Chernobyl. Sinopsis

Parece que en todas las series actuales, como en la vida misma, podemos trascender la importancia de la parte psicológica del guión pero en Chernobyl más si cabe. ¿Cómo no valorar las secuelas en las víctimas?, ¿cómo no valorar el enfoque de las personas responsables?, ¿cómo no comentar la vivencia de aquellas personas, que como trabajadores dieron su vida para intentar frenar el desastre?.

Chernobyl nos presenta una visión por tanto psicológica, pero también política, histórica, geográfica y cinematográfica, puesto que una de las grandes bazas de la serie es la perfección de su fotografía, sus escenarios y sus planos.

Un hecho histórico que nos hace reflexionar sobre el futuro

Para aquellos que sean más jovencitos, o los que se encuentren más perdidos sobre lo que fue Chernobyl a nivel histórico, refrescamos que la serie se centra en el accidente producido en 1986, en la central nuclear de Prípiat, vecina de Chernobyl, donde se produjo un incidente en un reactor importante al ejecutar una prueba, y eso supuso que el sobrecalentamiento dañara el núcleo de la parte central. Esto generó explosiones que dieron lugar a un incendio, que fomentó la salida de una nube radiactiva con todo el contaminante nuclear al exterior.

La serie produce en el espectador una especie de congoja, de malestar emocional desde el primer capítulo, porque lo que nos muestra entra en sentimientos fuertes como la empatía ante la catástrofe. Te lleva a pensar cómo se debieron de sentir esas personas, el impacto de asimilar lo sucedido, y la rapidez y urgencia de la situación, el pánico como espectador de anticipar lo que va a ocurrir y ver cómo la gente en ese momento no era consciente de la magnitud del accidente, la frustración por ver la gestión, como no, de los políticos que llegan tarde, mal y nunca.

Los tres personajes principales cobran vida gracias a las interpretaciones de Jared Harris como Valery Legásov, Stellan Skarsgård como Boris Scherbina y Emily Watson como Ulana Khomyuk. Los dos primeros se encargan de ponerse en la piel de dos personajes fundamentales en la historia de la catástrofe, mientras el personaje de Ulana Khomyuk, responde a un homenaje a todos los científicos que apoyaron a Legásov.

Muchas de las personas anónimas fueron verdaderos héroes, y lo que pudo dejar este momento histórico tan dramático también es la importancia de la seguridad y la prevención en la industria en nuestra sociedad, así como las consecuencias negativas que la energía nuclear nos puede dejar en este mundo avanzado. en el que la ecología empieza a ser relevante como un tema serio que nos puede llevar a vivir episodios así de dramáticos en esta década.

Muchos críticos han denominado Chernobyl como la mejor serie de HBO, yo no estoy del todo de acuerdo, pero si algo está claro es que esta serie de 5 episodios, es un referente en su visión histórica y su forma de contarlo debería ser una prioridad dentro de nuestro catálogo de preferencias.

Buen viernes de película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *