Claves para reforzar tu relación de pareja durante el embarazo

El embarazo es una de las experiencias más bonitas en la vida de una pareja, aún así es importante recordar que supone un gran cambio y si no se gestiona de manera adecuada, puede acabar convirtiéndose en un factor de estrés para la pareja.

La embarazada es quien sufre todos los cambios físicos y hormonales, pero el embarazo también tiene un gran impacto en la pareja, es cierto que puede provocar muchos altibajos, pero tener un hijo puede fortalecer la relación haciéndoles avanzar y crecer juntos, siempre y cuando la pareja esté previamente estable y quieran construir un proyecto familiar conjunto.

A continuación compartimos algunos consejos para reforzar la relación durante el embarazo.

Consejos para convivir en pareja durante el embarazo

La comunicación es muy importante en la pareja, hablar sobre todas las dudas que puedan aparecer, exponer las opiniones y debatir las decisiones. Por supuesto, este es un periodo donde ambos tienen las emociones a flor de piel, por lo que es muy importante controlar tanto lo que se dice, como el tono que se utiliza y el contexto en el que se transmite, para evitar discusiones y malentendidos.

Cuanto mejor es la comunicación, mayor es la confianza, y el miedo a expresar los pensamientos y sentimientos va desapareciendo.

Ser tolerante es imprescindible, durante el embarazo ocurren muchos cambios hormonales que afectan el estado de ánimo de la mujer. Adaptarse a dichos cambios es clave para fortalecer la pareja.

Aprender a dar y recibir ayuda y apoyo cuando sea necesario, también es clave en la convivencia durante el embarazo.

Las responsabilidades al decidir tener un hijo son cosa de dos, por lo que es muy importante que ambos miembros de la pareja se involucren en el embarazo, con acciones como ir juntos a las visitas médicas, preparar todo lo necesario para la llegada del bebé, y reorganizar las tareas del hogar, y las nuevas responsabilidad que estén por llegar.

Buscar tiempo para realizar actividades en pareja y disfrutar de la compañía mutua, es imprescindible para el entendimiento y buen funcionamiento de la relación durante el embarazo.

Mantener la intimidad también es primordial, la actividad sexual puede verse alterada, por lo que es importante valorar qué posturas resultan más cómodas para ambos, ya que algunas podrán mantenerse y otras, a medida que el embarazo avanza pueden resultar imposibles. Aún así, puede resultar una buena oportunidad para experimentar nuevas prácticas y posturas, que tal vez la pareja no había incorporado previamente y que resultan placenteras. El embarazo no debe ser un motivo de distanciamiento sexual.

En algunos casos gestionar las emociones y la relación de pareja durante el embarazo, puede ser muy difícil, por lo que el apoyo psicológico es clave para superar las dificultades y evitar las crisis de pareja, logrando que el embarazo se convierta en un período en el que la pareja logre crecer y avanzar, ante la llegada inminente de su hijo.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *