¿Cómo afecta el embarazo a las relaciones de pareja?

Durante el embarazo los miedos, las dudas, los preparativos para la llegada del bebé, pueden desestabilizar emocionalmente a una pareja. Especialmente cuando se arrastran problemas del pasado; las discusiones cobran mayor relevancia y pueden hacerse más frecuentes e intensas, provocando una crisis en la pareja qué es conveniente solucionar antes de la llegada del bebé.

La mujer sufre muchos cambios físicos y hormonales, pero el embarazo también tiene un impacto en el otro futuro progenitor, así como en la dinámica de la pareja, ya que la espera y la llegada de un hijo puede resultar muy estresante para ambos.

A continuación explicamos las causas más comunes de desavenencias en las parejas durante la etapa del embarazo.

Causas de los problemas de pareja durante el embarazo

Muchos de los problemas en las parejas empiezan por la falta de comunicación, no decir lo que piensan, no exponer sus dudas, inseguridades y opiniones, puede menoscabar la estabilidad de la pareja.

Otra de la causas comunes de problemas en la pareja durante el embarazo, es la falta de tolerancia ante los cambios hormonales que afectan a la mujer. Así como algunos hombres/mujeres desarrollan una gran empatía con su pareja, llegando incluso a experimentar ciertos síntomas físicos similares a los que presenta la mujer durante el embarazo, otros se muestran totalmente intolerantes con su pareja.

También suele ser motivo de discusión la falta de implicación de la pareja en lo relativo a las visitas médicas y las clases de preparación al parto. Asumiendo la mujer la responsabilidad de todo lo relacionado con el embarazo, lo que le genera unos altos niveles de estrés que pueden llegar a afectar de forma psicológica y física, y que irremediablemente derivará en discusiones en el hogar.

Otra de las situaciones que afectan a la pareja, es la falta de intimidad sexual durante el embarazo. La frecuencia y calidad de las relaciones sexuales se reduce a causa de la disminución de la líbido que experimentan algunas mujeres, y también algunos hombres durante el embarazo. Hay hombres que sienten un gran respeto por el cuerpo de una mujer cuando se encuentra en estado de gravidez, piensan que practicar sexo podría causarle daños a ella, o al feto, y estos pensamientos influyen en su libido. Esta situación a la larga puede provocar un distanciamiento.

Ocurre también que algunas parejas piensan que necesitan tener un hijo para salvar su relación de pareja, y deciden concebir creyendo que ese bebé será la solución a sus problemas y discusiones. Esto es un gran error. El embarazo y la futura crianza de un hijo supone mucho estrés para la pareja, más aún si ya tenían problemas previamente. Un embarazo no va a solucionar los problemas de una pareja, ni a unirlos cuando ya se han distanciado. De hecho, sucede todo lo contrario. Si una pareja no está unida, esta nueva etapa solo conseguirá desestabilizarlos del todo, provocando una importante crisis, que puede llegar hasta la separación.

En algunas parejas el elemento desestabilizador es el embarazo en sí mismo. Una pareja que no solía tener desacuerdos ni discusiones con anterioridad al embarazo, puede acabar sumida en una crisis, especialmente en los casos en los que el bebé no era deseado por uno de los miembros, pero finalmente decide tener un hijo para complacer a su pareja.

En definitiva, el embarazo y la posterior crianza del bebé afecta a la pareja, aumentando los niveles de estrés, y derivando muchas veces en discusiones y un posterior distanciamiento. Es tarea de cada uno de los miembros de la pareja, evitar esta situación crítica, convirtiendo el embarazo en una etapa que afiance el amor y la unión de la pareja.

Cuando resulta muy complicado llegar a ese entendimiento mutuo, y se comienza a ver afectada la pareja por todas las situaciones derivadas del embarazo, es recomendable buscar el apoyo de un profesional de la psicología, para aprender las herramientas necesarias para que ser padres se convierta en una experiencia satisfactoria que aporte crecimiento y solidez a la pareja.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *