¿Cómo combatir el estrés post-vacacional?

5/5 - (1 voto)

La llegada de septiembre es sinónimo del fin del verano, y por supuesto del inminente retorno al puesto de trabajo, una situación que puede provocar ansiedad en muchas personas, surgiendo el llamado estrés post-vacacional.

Según un estudio realizado por Bizneo HR, un 38% de los trabajadores se ve afectado por el estrés post-vacacional.

En el trabajo es normal tener cierto nivel de estrés, el problema comienza a ser crónico cuando automatizamos. Por ejemplo, si la relación con un superior o con los compañeros provoca estrés, y se interioriza esa percepción, el día antes de volver al trabajo aparecerá el nerviosismo y la ansiedad.

Pilar Conde, Directora Técnica de Clínicas Origen, explica que es muy importante cambiar el modo en el que afrontamos la vuelta al trabajo: “Es necesario asumir la responsabilidad sobre la propia vida, quererse más a uno mismo, y cambiar el no puedo, no voy a ser capaz, por: va a ser difícil, me tendré que esforzar”.

Síntomas del estrés post-vacacional

Los síntomas más comunes que pueden experimentarse son:

  • Cansancio generalizado y desmotivación: falta de fuerza, debilidad. Sientes que todo lo que tendrás que hacer te supondrá un gran esfuerzo.
  • Irritabilidad o tristeza: los pensamientos pesimistas abundan, se valora de forma negativa la realidad, no valorando los aspectos positivos.
  • Alteraciones del sueño: necesidad de dormir muchas horas, o ser incapaz de conciliar el sueño.
  • Alteraciones en la alimentación: descontrol en el apetito.

Estos síntomas se agudizan más en personas que presentan baja tolerancia a la frustración.

Cómo afrontar el estrés post-vacacional

Es importante saber desconectar del trabajo durante las vacaciones para poder volver al trabajo con energía y de forma positiva, el tiempo dedicado al descanso es fundamental. Expertos señalan que el descanso permite la segregación de endorfinas, dopamina y serotonina, contribuyendo a reducir los niveles de estrés.

Otra recomendación es tener unos días en casa, antes de retomar la rutina laboral para prepararse mentalmente, descansar, alimentarse correctamente y volver a la rutina de ejercicios.

Valorar los aspectos positivos del trabajo, y no solo los negativos, es necesario para poder volver a la rutina laboral sin que esto nos provoque ansiedad.

Al volver al trabajo dividir las tareas en tres bloques, según la urgencia de las mismas, organizar una agenda diaria, y cumplirla siguiendo los criterios de prioridades. También es imprescindible respetar los horarios de comida y descanso.

Tras la jornada laboral, llevar a cabo actividades placenteras como hacer deporte, leer, salir con amigos o pasar tiempo con la familia.

El papel de la empresa en la prevención del estrés-postvacacional

Por supuesto, las empresas también pueden poner en práctica diversas acciones que ayuden a eliminar el estrés entre sus trabajadores:

  • Adecuar las demandas de trabajo a los horarios y funciones de cada trabajador.
  • Tomar medidas para la conciliación familiar-laboral.
  • Hacer partícipes a los trabajadores de ciertas medidas, sobre todo aquellas que les afecten directamente, consensuando con ellos los cambios que se realicen.
  • Fomentar un buen clima laboral, garantizando el bienestar de sus trabajadores.

Ante una situación de estrés post-vacacional y estrés laboral, el apoyo de un profesional de la psicología puede ser de gran ayuda, para lograr manejar de manera asertiva las emociones y pensamientos, y afrontar la rutina laboral de una forma positiva.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Clínicas Origen
Últimas entradas de Clínicas Origen (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.