¿Se puede evitar el hambre emocional?

Rate this post

A muchas personas les sucede que de forma repentina tienen la necesidad de comer, saben exactamente lo que desean y sienten urgencia por comerlo. Pero luego pueden sentirse frustrados y culpables porque no consiguen llenar el vacío que sienten. A esto se le conoce como hambre emocional.

Nuestras emociones son el desencadenante de esta necesidad urgente de comer sin tener realmente apetito. El estrés, ansiedad, los problemas, las discusiones de pareja o familiares, pueden llevarnos a sentir la necesidad de comer para calmar nuestras emociones.

También es posible que el hambre emocional se manifiesta en momentos felices, por ejemplo, en un cumpleaños, una cena de navidad, una comida familiar, etc.

¿Cómo evitar comer de forma emocional?

Muchas veces la necesidad de comer es muy fuerte y no podemos resistirnos. En estos casos elige alimentos sanos. Una fruta, un zumo e incluso beber un vaso de agua lentamente y con tranquilidad puede ayudarnos a superar la crisis.

También podemos salir a tomar aire o dar un paseo, esto nos ayudará a despejar la mente y reducir la ansiedad. El contacto con los animales también es de gran ayuda para reducir la ansiedad y el estrés.

Otra opción es dedicar unos minutos a respirar con tranquilidad y lentamente. También podemos leer un libro, escuchar música o meditar. Cada persona debe elegir la opción que mejor le resulta para enfrentar la crisis. De esta manera, ante la siguiente situación de hambre emocional sabremos cómo superarla.

Mejorar la relación con la comida

Debemos identificar cuántas veces comemos al día por hambre real y cuántas lo hacemos por hambre emocional. Siendo sinceros con nosotros mismos lograremos cambiar positivamente nuestra relación con la comida.

Todos hemos pasado por momentos difíciles, donde pensamos que nuestros problemas no tienen salida, y muchas personas buscan llenar ese vacío mediante la comida. El hambre emocional deriva en atracones de comida ocasionando sobrepeso y obesidad, lo que deriva con el tiempo en múltiples problemas de salud.

Consejos para controlar el hambre emocional y evitar los atracones

Comer antes de sentir hambre

Es posible que no estés haciendo las comidas necesarias, y por esta razón sientes la necesidad de comer de manera descontrolada.

Para evitar los atracones, debes hacer cinco comidas diarias. Comer en cantidades pequeñas nos mantiene saciados durante todo el día, y evita la necesidad de asaltar la despensa sin sentido.

También se recomienda comer una fruta antes de la comida o una ensalada. Así lograrás reducir las ganas de comer antes de que llegue el plato fuerte.

Comer despacio

Generalmente las personas que sufren de atracones de comida comen muy rápido, sólo necesitan unos minutos para terminar un plato de comida.

Saborea cada bocado, disfruta de la comida con calma, comiendo a este ritmo tu estómago tendrá tiempo de hacer la digestión adecuadamente. Comiendo despacio se evitan malestares e indigestión, y además se reduce la ansiedad que conduce al atracón.

Practicar deporte

Las actividades deportivas nos ayudan a relajarnos y distraer la mente, evitando pensar en las ganas de comer.

Al hacer deporte se liberan endorfinas que mejorar el estado de ánimo, al mismo tiempo que se queman calorías.

Beber muchos líquidos

No olvides llevar siempre tu botella con agua y disfrutar de zumos naturales de frutas. Mantendrás tu cuerpo hidratado y cuando sientas ansiedad, beber estos líquidos te ayudará a sentirte satisfecho y evitar el hambre emocional.

El té verde también es una excelente opción. En él se encuentra un aminoácido llamado teanina que tiene un efecto tranquilizador. Además, ayuda a reducir la presión arterial alta.

Masticar verduras

Cuando sientas ansiedad y quieras recurrir a la comida, puedes tomar verdura cruda. Al masticarlas logramos reducir el estrés, ya que la acción de masticar libera la tensión de la mandíbula.

Recuerda que las verduras contienen muy pocas calorías, por lo que te ayudan a cuidar tu peso y mantener la línea.

Si sientes que la necesidad de comer por ansiedad es muy fuerte y no consigues superarla, acude a un psicólogo especializado en trastornos alimentarios, quien te ayudará a canalizar tus emociones y lograr una vida más feliz.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *